Saltar al contenido
IDietas

Dieta Para El Ácido Úrico

dieta para la gota
Dieta Para El Ácido Úrico
5 (100%) 1 vote

La acumulación de ácido úrico en el organismo puede provocar una serie de patologías, como por ejemplo, cálculos renales y el temible ataque de gota. No obstante, la hiperuricemia también se encuentra vinculada con otras patologías como la hipertensión arterial y el síndrome metabólico.

La mejor prevención contra este tipo de enfermedades es llevar una alimentación muy baja en carnes. Por eso es tan importante aprender las claves para llevar una buena dieta para el ácido úrico.

El ácido úrico y su influencia en el organismo

El ácido úrico es una sustancia química generada por factores endógenos y exógenos. Cuando el cuerpo genera este compuesto es porque esta degradando una sustancia llamada purina, esta es la forma endógena.

Las purinas son imprescindibles para la regeneración celular, las que el organismo no utilizará se eliminan a través de la orina en forma de ácido úrico. La otra forma de generar ácido úrico es mediante nuestra alimentación y esta es la manera exógena.

¿Qué es la hiperuricemia?

La hiperuricemia es una patología que consiste en tener el ácido úrico alto en la sangre. La peor forma de manifestarse esta enfermedad es mediante un ataque de gota, que se da cuando se deposita el ácido úrico en las articulaciones. La gota provoca un dolor extremo, que debes evitar lo máximo posible.

Otra enfermedad provocada por la hiperuricemia, es la cristalización de ácido úrico. Lo cual genera cálculos o piedras en los riñones. Es preciso regular el pH de la orina y tomar en consideración las repercusiones de la alimentación y medicación que se está siguiendo.

¿Cómo bajar el ácido úrico?

La dieta para disminuir el índice de ácido úrico en la sangre puede resultar tanto complicada como contradictoria. Por una parte, es importante basificar el organismo para estimular la eliminación del ácido úrico. Mientras que, por el otro, se deben evitar los alimentos ricos en purinas.

En la práctica puede ser más complicado porque habrá alimentos que son benéficos para una función, pero estarían contraindicados para la otra. En este sentido, la dieta para bajar el ácido úrico debe estar orientada a controlar tres factores esenciales:

  • Acidez de la orina: Llevar una dieta basificante o alcalinizante es necesaria para modificar ligeramente el pH de la orina.
    • Alimentos basificantes: Este tipo de alimento ayuda a disminuir al ácido úrico. Incluye todos los cereales y sus derivados como harinas, pastas, arroz, pan, y maíz. Las carnes rojas o blancas, el pescado tanto azul, como blanco y los huevos.
    • Alimentos acidificantes: Las frutas, verduras, tubérculos, legumbres y hortalizas son alimentos que ayudan a potenciar el organismo.
  • Se consigue nivelar el pH de la orina especialmente:
    • Aumentando el consumo de alimentos basificantes y reduciendo el de los acidificantes.
    • Si se ingiere mucha agua o caldos de vegetales sin sal durante el día.
    • Evitando la ingesta de alimentos ricos en sal y disminuyendo el uso de la sal en las preparaciones de tus comidas en casa.
    • Suspender por completo el consumo de bebidas alcohólicas, sin excluir la cerveza o el vino.
  • Dieta baja en purina: La alimentación diaria debe ser muy, pero muy baja en purinas. No solo deberás tener cuidado con los alimentos que consumes, sino como los preparas. Toma en cuenta que las purinas son solubles en agua. Por ejemplo, cuando se pone a hervir un alimento rico en purinas estas se mezclan con el agua de la cocción. Aunque es una excelente forma de reducir el contenido de purina de los alimentos, se tiene que evitar esa agua de la cocción.
  • Consumo de fructosa: La fructosa que se ingiere al metabolizarse se transforma en xantina, una purina que al final se convertirá en ácido úrico. Por tal razón, se aconseja consumir una porción de fruta al día y seleccionar aquellas que contengan la menor cantidad de fructosa. Por ejemplo, las fresa, la naranja, el mango, los kiwis, el melocotón, los albaricoques y la sandía.

Alimentos prohibidos y permitidos en la dieta para el ácido úrico

Solo se prohibirán ciertos alimentos en caso de estar sufriendo un ataque de gota. En el plan de alimentación para bajar el ácido úrico se recomienda evitarlos o consumirlos moderadamente solo en ocasiones.

Se trata de alimentos que poseen mayor cantidad de purinas: Carnes rojas, vísceras, embutidos, pescado azul y mariscos.

PermitidosIngesta moderadaProhibidos
Vegetales, frutos secos y frutas.Harina de trigo o de maíz, arroz, pasta, pan.

Lácteos: leche, mantequilla, quesos, yogurt.

Huevos.

Pescados grasos: sardinas, anchoas, salmón, trucha, atún, perca, arenque.

Chocolate y cacao.

Café e infusiones.

Granos: Lentejas, garbanzos, frijoles, soya, maíz, guisantes.Espinacas, espárragos, coliflor.

Hongos.

Cereales del tipo integral: harina, pan, salvado de trigo, avena.

Mariscos: Vieiras, caviar, camarón, cangrejo, mejillones, langostas.

Bebidas alcohólicas: Cerveza, vino.

Caldos y extractos de carnes, salsas.Carnes rojas y blancas, embutidos: Salchichas, jamón, Bacon, chistorras.

Vísceras: riñones, mollejas hígados.

Tips para ayudar a reducir el ácido úrico

Para contribuir a disminuir el ácido úrico es importante ingerir entre 2 y 3 litros de agua al día. También puedes tomar infusiones de té o bebidas carbonatadas.

También debes incrementar el consumo de alimentos diuréticos como piña, patilla, pepino, apio y ajo. De igual forma, aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina C como naranja, kiwi, fresas, mandarinas, acerolas o semeruco.

Estos alimentos ayudan a eliminar el ácido úrico a través de los riñones y la orina previniendo así la formación de cálculos renales.

Evita hacer ayunos, distribuye bien las comidas del día y haz un mínimo de 3 comidas, incluyendo meriendas. Ingerir algas y frutos secos de forma regular es especialmente recomendable para las personas que padecen de hiperuricemia.

Menú para una dieta baja en purinas

Este es un menú que te puede servir de guía para saber lo que puedes comer en un día normal para tratar los problemas del ácido úrico alto.

Para el desayuno

Dispones de dos opciones, incluida una merienda.

Opción A:

  • Cereales integrales sin azúcar, con leche desnatada.
  • Una porción de fresas.
  • Café y agua.

Opción B:

  • Una taza de leche con copos de maíz.
  • 20 Almendras.
  • Café.

Merienda matutina:

  • Pan blanco tostado con un poco de aceite.
  • Caldo de vegetales sin sal y con la mitad de un limón exprimido.

Para el almuerzo

Igualmente puedes elegir cualquiera de las dos opciones y una merienda para la tarde.

Opción A:

  • Ensalada de patatas, rúcula, pepino, aguacate, pimiento rojo, zanahoria, palmitos y apio.
  • Conejo al ajillo.
  • Yogurt.

Opción B:

  • Pechugas de pollo en rodajas al horno en un roll integral y mostaza.
  • Ensalada verde con aderezo de vinagre balsámico y aceite de oliva extra virgen.
  • Leche descremada o con mínimo contenido graso.
  • Agua.

Merienda de la tarde

Opción A:

  • Una taza de cerezas frescas y agua.

Opción B:

  • Una nectarina.
  • Una infusión de romero.

Para la cena

Es preferible que cenes temprano para evitar pesadez en el estómago a la hora de dormir.

Opción A:

  • Salmón asado.
  • Habichuelas al vapor o asadas.
  • Media taza de pasta integral con aceite de oliva y pimienta y para sustituir la sal puedes utilizar el jugo de limón.
  • Agua.
  • Yogurt light.
  • Una porción de melón fresco.
  • Un té de hierbas o cualquier bebida sin cafeína.

Opción B:

  • Caldo de verduras y fideos.
  • Dorada cocida a la parrilla acompañada de una guarnición de cebolla, ajos tiernos salteados y judías verdes.
  • Yogurt.

Receta para preparar alcachofas al horno

Las alcachofas son un plato muy delicioso y fácil de elaborar que aporta altas dosis de vitaminas y minerales. Con esta receta estarás recibiendo un aporte de fibra, betacarotenos, minerales como el potasio, calcio y magnesio, así como de ácido fólico.

Entre otros beneficios este plato suministra los siguientes:

  • Es ideal para planes dietéticos de adelgazamiento por su bajo contenido en calorías y porque es rico en fibra soluble ayuda a disminuir el colesterol.
  • Como ayuda a depurar el organismo, contribuye a eliminar la retención de líquidos en el mismo y mejora el desempeño del hígado.
  • Favorece el tratamiento del estreñimiento ocasional y ayuda a restablecer la flora intestinal.
  • Colabora a que la mujer embarazada reciba su dosis de ácido fólico.

Ingredientes:

  • Alcachofas peladas y sin cola.
  • Aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.

Preparación:

  • Para preparar las alcachofas deberás quitarle la cola y retirar las hojas viejas.
  • Colocar en una refractaria que puedas meter al horno las alcachofas, con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal.
  • Añadir un dedo de agua para que las alcachofas se cocinen sin que se quemen.
  • Hornear a 180 °C durante 20 a 25 minutos y luego servirlas.

Llevar una dieta para el ácido úrico ayuda a disminuir la producción de este ácido y aumentar su eliminación. Es posible que seguir una dieta para bajar los niveles de concentración de ácido úrico no sea suficiente sin la medicación necesaria.

Pero seguir esta dieta ayudará en gran medida a disminuir la cantidad de ataques y a reducir su intensidad.

Hacer dieta para tratar las enfermedades que producen los altos niveles de ácido úrico, junto con la restricción de calorías. Unido a la realización de ejercicios de manera regular, puede contribuir a mejorar tu estado de salud en general. Además, de seguro te ayudará a lograr y mantener un peso saludable.

Otras dietas que te pueden interesar