Saltar al contenido
IDietas

Dieta Del Agua

dieta del agua
Dieta Del Agua
5 (100%) 1 vote

Existen modernas dietas que incluyen la ingesta de productos químicos, aditivos y conservantes. La dieta del agua te ayudará a limpiar el organismo y perder peso rápidamente.

Siempre consulta con tu médico para hacer cualquier dieta, sin importar de cual se trate. Ya que estas pueden ser perjudicial particularmente para tu salud.

¿En qué consiste la dieta del agua?

No solo se trata de beber agua por varios días. Es obvio que si sólo bebes agua vas a perder peso, ya que no estarás ingiriendo ningún tipo de caloría y puedes desnutrirte fácilmente.

El fin de la dieta del agua es incrementar la ingesta de agua para controlar el hambre (muchas veces se confunde la sed con hambre). No es más que darle al cuerpo una sensación de saciedad o de “llenado” y mantenerte correctamente hidratado.

Es normal que recurras muchas veces al baño. Esto se debe a que tu cuerpo no está adaptado a ingerir tanta agua, pero de seguro valdrá la pena.

¿Por qué usar el agua como dieta?

A pesar de que es una dieta fácil de hacer, los resultados no se ven de inmediato, deberás esperar como mínimo dos semanas para realmente ver los resultados.

Saciar el hambre

La razón de usar el agua como dieta es porque esta es saciante, por ello se usa para adelgazar. La razón por la que se siente saciedad cuando se bebe agua es porque esta abarca espacio en el estómago y lo hace sentir lleno, reduciendo el apetito.

Sin calorías

El agua no aporta calorías, de esta forma se reduce el espacio para más comida, aminorando la ingesta calórica. Ayuda a desechar toxinas, ya que colabora con el drenaje de residuos y desechos.

Fácil y económica

En general, el agua es fácil de digerir y económica para tu bolsillo, puedes tomar entre 2 y 2,5 litros de agua al día. Si la dieta es equilibrada, rica en verduras y frutas, las cuales pueden aportar casi un litro de agua.

Esta cantidad te puede parecer mucho, pero si tomas 2 vasos de agua con todas las comidas, ya habrás cumplido con la mitad de lo que debes tomar a diario.

Propósito de la dieta del agua

El propósito principal es limpiar tu organismo para que tu cuerpo sane. Los especialistas en la depuración interior del organismo creen que la restricción del consumo de alimentos ayuda al cuerpo a liberar estas peligrosas toxinas.

Beber solo agua deja que tu aparato digestivo tenga un descanso, ya que se modera el consumo de alimentos sólidos. De allí parte el principio de por qué es importante el agua en la dieta.

Según algunos expertos en el tema, afirman que el ayuno con agua acelera la reconstrucción de la mucosa en el intestino.

Características de la dieta del agua para adelgazar

Cuando vas a iniciarla, es importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos que caracterizan esta dieta:

  • Antes de iniciar el ayuno con agua, debes ir disminuyendo el consumo de alimentos procesados.
  • El cambio drástico de una dieta poco sana con alto contenido en calorías. A una dieta donde únicamente consumes agua, puede ocasionar dolores de cabeza y excesivos antojos.
  • Se recomienda tomar al menos dos litros de agua cada día del ayuno, no deberías ingerir ningún tipo de alimento.
  • Opta por beber agua purificada y no agua del grifo, ya que esta casi siempre contiene abundantes metales y minerales traza.

Consideraciones que debes tener en cuenta al hacer la dieta del agua

  • Un ayuno con solo agua puede resultar muy difícil de realizar al inicio de una dieta.
  • Si no has realizado anteriormente un ayuno con agua, primero comienza bebiendo solo agua por 6 horas.
  • Después de terminar exitosamente una o más sesiones de ayuno por 6 horas, puedes iniciar ayunos con agua por períodos más prolongados.
  • Mucho cuidado de caer en la tentación de comida pesada cuando termines las horas de ayuno con agua. Ya que esto a menudo podría causar problemas gastrointestinales.
  • Se recomienda no beber demasiado café, té, ni bebidas con contenidos altos de cafeína, ni gaseosas.
  • Si consumes vino, limita su ingesta a un vaso diario, no ingerir bebidas alcohólicas, ya que ocasiona efectos negativos para el intestino.
  • También se recomienda comer cuatro veces al día e ir eliminando progresivamente el consumo de azúcar.

Beneficios de la dieta del agua

Con ella tu cuerpo pierde libras, ya que descarta el exceso de desechos que se encuentran en el tracto digestivo y quema el reservorio de grasa. Algunos de los beneficios que obtienes cuando llevas a cabo esta dieta son los siguientes:

  • Acelera el metabolismo quemando más calorías.
  • Lucirás una piel más radiante y tersa.
  • Bajarás de peso sin realizar mucho esfuerzo.
  • Reduce notablemente el estreñimiento.
  • Aminora los dolores de cabeza.
  • Controla mucho más la sensación de hambre.
  • Aumenta la energía de tu cuerpo.
  • Previene el cáncer.
  • Regula la temperatura corporal.
  • Elimina residuos en los riñones.
  • Ayuda a la absorción de alimentos.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Mejora la función cerebral.
  • Previene los dolores de espalda.
  • Ayuda a dormir mejor.

Advertencia de este tipo de régimen.

La dieta del agua donde solo se ayuna con agua por tiempo prolongado puede resultar peligrosa para tu salud. Esto se debe a que el cuerpo no absorbe suficientes nutrientes durante el ciclo de ayuno y esto puede reducir los procesos en el metabolismo.

Según los expertos, aseguran que la pérdida acelerada de peso a través de las dietas muy extremas ocurre porque el cuerpo se deshace del peso de agua o del tejido delgado.

Realizar una pérdida progresiva de peso mediante una dieta distinta y una rutina de ejercicios puede llegar a ser una buena opción a largo plazo. Consulta siempre con tu médico de cómo hacer una dieta de este tipo y de que esta resulte segura y saludable dependiendo de tu estado de salud.

Menú de la dieta del agua

Puedes realizar un menú semanal donde puedas incluir algunos alimentos ligeros. Estos puedes consumirlos luego de hacer la dieta del agua para ir preparando tu cuerpo para tu rutina alimenticia normal.

  • Lunes
    • Desayuno: Un vaso de agua purificada y una manzana roja.
    • Almuerzo: Agua de avena y una pechuga de pollo asada, acompañada de una ensalada de verduras variadas.
    • Merienda: Toma una taza de té verde acompañada de 3 galletas de avena y una fruta de tu preferencia.
    • Cena: Un vaso de agua, verduras al vapor aderezadas con limón y una manzana asada con canela como postre.
  • Martes
    • Desayuno: Un vaso de agua de avena y dos tostadas de pan con queso descremado.
    • Almuerzo: Un filete de pescado mediano con 2 papas al natural y de postre ensalada de frutas.
    • Merienda: Un vaso de batido verde y una barrita de cereales integrales.
    • Cena: Ensalada de rúcula, tomate y cebolla con un vaso de agua de avena.
  • Miércoles
    • Desayuno: Un vaso de agua con 2 rebanadas de pan integral con miel.
    • Almuerzo: Un filete de carne acompañado de ensalada primavera y 2 mandarinas.
    • Merienda: Un té verde con tres galletas integrales y miel.
    • Cena: Un vaso de agua acompañado de granola.
    • Jueves
    • Desayuno: Un vaso de agua de avena con una taza de compota de manzana.
    • Almuerzo: Ensalada de papa, huevo duro y con una pechuga de pollo a la plancha.
    • Merienda: Un vaso de batido de frutas con 2 rodajas de pan integral.
    • Cena: Un vaso de agua de avena con ensalada capressa.
  • Viernes
    • Desayuno: Un vaso de agua y una banana.
    • Almuerzo: Puré de calabaza con dos milanesas de soja y 2 melocotones.
    • Merienda: Una barrita de cereales con una taza de té de canela.
    • Cena: Un vaso de agua de avena y ensalada de frutas.
  • Sábado
    • Desayuno: Un vaso de agua y 2 tostadas de pan integral con queso descremado.
    • Almuerzo: Pescado al horno con papas al vapor y ensalada de frutas.
    • Merienda: Una taza de té verde con tres galletas de cereales.
    • Cena: Un yogurt descremado con cereales y un vaso de avena.
  • Domingo
    • Desayuno: Un vaso de agua y una taza de compota de manzanas.
    • Almuerzo: Una pechuga de pollo a la plancha con verduras horneadas y ensalada de frutas.
    • Merienda: Una taza de té de menta y canela con tres tostadas de pan con mermelada light.
    • Cena: Un vaso de agua de avena con ensalada capressa.

Dietas existen muchas, pero no todas les funcionan igual a todas. Lo que sí está muy claro es que si la meta es perder peso, sumar agua en las dietas es primordial.

La dieta del agua es muy conocida, ya que esta te ayudará a verte mucho mejor, además de perder esos kilos que te sobran. Como debes imaginarte, esta dieta incluye tomar muchísima agua, lo que te mantendrá más hidratado y más lleno.

Otras dietas que te pueden interesar