Saltar al contenido
IDietas

Dieta Alcalina

dieta alcalina
Dieta Alcalina
5 (100%) 4 votes

El consumo de una dieta alta en alimentos ácidos y baja en alimentos alcalinos es un factor que contribuye a muchos problemas de salud y enfermedades degenerativas. Nuestra dieta estándar, sin embargo, contiene sobre todo alimentos ácidos.

Una dieta alcalina puede equilibrar el pH de tu cuerpo y evitar los problemas que ocurren derivados de la acidez del cuerpo.

Para que el cuerpo funcione correctamente, es necesario mantener un pH alcalino (alrededor de 7,35), que permite una buena oxigenación y nutrición de las células y tejidos.

Sin embargo, la mayoría de las reacciones que se producen en el cuerpo generan sustancias ácidas que, añadido a los residuos generados por los ácidos de los alimentos, causan un bajo grado de acidosis metabólica.

La pérdida de esta condición es la acidosis que dificulta el correcto funcionamiento del organismo. Cuando el pH de la sangre varía, hay un intento del cuerpo para mantener el equilibrio a través de mecanismos que utilizan diversos nutrientes, aumentndo sus pérdidas y causando deficiencias nutricionales.

El consumo de alimentos alcalinos ayuda a mantener el pH, contribuyendo al buen funcionamiento del organismo.

Esta forma de dieta refuerza el consumo de alimentos de este tipo, es recomendable un 80% de estos y 20% que sean no alcalinos, pero que si sean saludables y nutricionales.

Se conoce como alimentos alcalinos los que suben el pH en nuestro cuerpo. Lo cual significa que un alimento con un pH menor a 7 es considerado ácido y superior a 7 alcalino.

¿Qué es la dieta alcalina?

Es un tipo de alimentación que se basa en el consumo de alimentos mayormente depurativos y de un alto nivel nutricional, con una gran concentración en sales alcalinas, alimentos de hojas verdes con alto contenido en clorofila, cereales integrales, legumbres y aceites con omega de buena calidad, que se encuentran en frutos secos y semillas.

Los alimentos ácidos como el azúcar, la cafeína, proteínas de origen animal y los alimentos procesados, se mantienen a un nivel mínimo de la ingesta calórica total, mientras que los alimentos alcalinizantes tales como frutas, verduras y hortalizas, deben acaparar el resto de la dieta.

A pesar de sus reclamaciones, esta dieta tiene todavía pocos estudios que muestren resultados positivos. Incluso muchos dicen que el cuerpo ya hace este trabajo de forma automática, sin necesidad de dieta.

¿En qué consiste la dieta alcalina?

Consiste en mantener el equilibrio de los niveles de pH en el cuerpo, ácido o alcalino, para que este se mantenga en óptimas condiciones de energía, vitalidad y un sistema inmune a su máxima capacidad.

Con esta dieta no debes preocuparte por bajar de peso, ya que tu cuerpo por si solo se encarga de ello. Lo más idóneo es tener siempre un pH alcalino, y donde la alimentación juega un papel fundamental.

El equilibrio entre alimentos alcalinos y ácidos

La función corporal ideal depende de un equilibrio correcto de partículas ácidas y básicas (alcalinas), en la sangre, linfa, orina y otros fluidos corporales. Si se acumula ácido en una parte específica del cuerpo, los órganos cercanos pueden funcionar mal o degenerarse.

El exceso de ácido en el cuerpo, o acidosis, también puede ser causado por el consumo de alcohol, ejercicio excesivo, bajo azúcar en la sangre o ciertos medicamentos.

Efectos de acidosis en el cuerpo

Hay ciertas evidencias de que la acidosis está asociada con la osteoporosis, enfermedad cardíaca, enfermedad renal, hipertensión, accidente cerebrovascular, asma y otros problemas de salud. Cuando su dieta contiene más ácido, tu cuerpo equilibra los ácidos con los huesos y los músculos.

Calcio y magnesio, minerales alcalinos, se liberan de los huesos para equilibrar el pH del cuerpo, y puede conducir a una pérdida ósea con el tiempo.

¿Como saber si mi organismo está ácido o alcalino?

Para averiguar si su cuerpo es alcalino o ácido, puede utilizar tiras de pH en tu saliva y orina. Cuando te despiertas por la mañana, pon un poco de saliva en una tira de prueba y compara el color resultante con la carta de colores de pH que se incluyen con las tiras.

También puedes orinar en una tira o recoger su orina en un vaso/recipiente. Para obtener los mejores resultados, medir sus niveles de pH durante 10 días. Omite los tres niveles más altos e inferiores, sumando y dividiendo los resultados restantes por el número de días.

El pH neutro es 7. Si el pH es demasiado bajo, agregar más frutas y verduras a tu dieta y prueba de nuevo en unas pocas semanas.

¿Cuáles son los alimentos alcalinos?

Para seguir correctamente con esta dieta es importante que sepas qué alimentos puedes consumir:

  • Verduras: Remolachas, espinacas, berros, brotes de soja, ajos, hongos y lechuga.
  • Frutas: Manzanas, frutos rojos, fruta de la pasión, coco, limón y piña.
  • Legumbres: Lentejas.
  • Frutos secos: Nueces, avellanas, almendras, dátiles y uvas pasas.
  • Especias: Hierbas aromáticas, canela, curry, perejil, jengibre, infusiones y té.
  • Condimentos: Bicarbonato, miel de abejas, sal y aceite de oliva.

Las frutas, verduras frescas, las pasas, las espinacas, albaricoques, kiwi, grosella, plátanos, cerezas, apio, calabaza y tomates. En la dieta alcalina, al menos un tercio del total de calorías debe provenir de frutas y verduras.

Los alimentos alcalinos: Agua mineral, manzana, almendra, tomate, piña, fresa, cereza, melocotón, albaricoque, plátano, naranja, pimienta, nabo, arroz integral, maíz, soja, hojas de color verde oscuro, aguacate, calabaza, kiwi, melón, sandía, mandarina, higo, mango, papaya, arándano, uva, lechuga, berenjena, batata, yuca, jengibre, guisantes, lentejas, huevo, perejil, fruta de la pasión, la col rizada, coles de Bruselas, coliflor, la espinaca, el brócoli, la col, alcachofas, pepino, limón, lima, berro, cebolla, jugo de verduras, el ajo, las algas marinas, etc.

Te puede interesar:

¿Cuáles son los alimentos ácidos?

Si quieres tener éxito, es mejor evitar el siguiente grupo de alimentos:

  • Tabaco, café y alcohol.
  • Harinas procesadas, azúcar refinada, pasteles.
  • Grasas saturadas y trans en general.
  • Huevos y lácteos.
  • Chocolate, refrescos, pimientos, patatas y judías negras.
  • Cereales no integrales.

Carne, productos lácteos y la mayoría de los granos forman los alimentos ácidos, aunque no tienes que renunciar a estos alimentos por completo con el fin de seguir un plan de dieta alcalina.

Se recomienda comer sólo carne magra, pescado y mariscos, eliminando toda la grasa visible. Limitar el consumo de quesos duros, pan, pasta, alimentos salados y refrescos.

Alimentos ácidos: soda, refrescos, alcohol, fritos, sal, azúcar refinada, leche en lata, queso, mantequilla, carne de cerdo, pasta, palomitas de maíz, cerveza, vino, chocolate, edulcorantes, salsa tomate, café, pan blanco, trigo, arroz blanco, mayonesa, dulces y pasteles de harina blanca, jaleas, mermeladas, huevos, pescado, pollo, hígado, frijoles, bebida de soja, té, harina de avena, miel, zanahorias, etc.

Te puede interesar:

Cómo comenzar a alcalinizar mi cuerpo

Es recomendable que antes de comenzar cualquier dieta, debes consultar un especialista quien va a determinar cómo te encuentras de salud. De allí en adelante seguir sus recomendaciones y determinar si puedes empezar la dieta.

Para comenzar un proceso de alcalinización, es necesario que lleves a cabo un proceso de desintoxicación que puedes hacer en dos etapas muy sencillas y saludables.

Etapa de eliminación de alimentos

En esta fase debes eliminar de tu dieta todos los alimentos, grasos, lácteos, carbohidratos, cafeína y alcohol, pero ten en cuenta que debes hidratarte en todo momento, con agua o agua de coco si lo prefieres.

Ademas recuerda que estas en una etapa de eliminación, y que tú cuerpo debe acostumbrarse y que su reacción no siempre será la mejor.

Etapa de reincorporación de alimentos

¿Pensaste que te ibas a olvidar de todos esos alimentos? La respuesta es no, ahora se comienza con un proceso de reincorporación, donde se irán sumando a la ingesta esos alimentos que se habían evitado.

Elige un alimento, solo uno, consume una porción en el desayuno, en el almuerzo y luego en la cena, y nuevamente sácalo de la dieta para ver qué cambios hace en tu cuerpo. A sí mismo, luego de 3 días añade el alimento a tu dieta y haz el mismo procedimiento durante 24 horas.

También evalúa cómo reacciona tu organismo luego de haberlo consumido. Si notas que tu estado de salud recae no lo repitas, sino hasta que tu cuerpo este recuperado. Repite el mismo proceso con cada alimento que habías eliminado.

Te puede interesar:

Pros y contras de la dieta alcalina

Pros:

Además de prevenir enfermedades llevando una dieta alcalina, ayuda a bajar de peso más fácilmente, aportando diversos beneficios tales como:

  • Lucir un cutis luminoso y joven, esto se debe a la gran cantidad de vitaminas y minerales reparadores que ayudan a la eliminación de toxinas y recuperación de tejidos.
  • Controla la digestión, regulación de la flora intestinal y evita la acidez.
  • Energizante, los nutrientes que aportan los alimentos alcalinos (calcio, potasio, magnesio y sodio) son una dosis de energía para el cuerpo mejorando el buen funcionamiento de las células.
  • Refuerza el sistema inmunológico, la sangre ácida es un canal para que muchas bacterias y virus se alojen en ella, ya que contiene un nivel bajo de oxígeno volviéndose más espesa, lo que dificulta el paso de desechos y nutrientes. Esto hace que las células vivan en espacios tóxicos y los nutrientes alcalinos hacen todo lo contrario.
  • Controlar el peso, el objetivo de la dieta alcalina no es bajar de peso, pero su implementación tiene como consecuencia la pérdida de grasa. Se empiezan a notar los cambios después de pasada la segunda semana.
  • Eliminación de toxinas, retención de líquidos y la inflamación.
  • El aumento del metabolismo, ayudando a la pérdida de peso.
  • Mejora el rendimiento atlético y retrasa la fatiga.
  • Prevención de la pérdida de masa ósea y muscular.
  • Disminución del riesgo de hipertensión, cálculos renales e insuficiencia renal.

Actualmente se está hablando mucho de este tipo de dieta, y a veces se dificulta conseguir información confiable. Así mismo se preguntan qué puede aportar al organismo el realizar esta dieta al igual en qué se diferencia de tantas otras que existen.

Por ello, es fundamental siempre que vayas a comenzar una dieta consultar con un médico que determine tu estado de salud y seguir sus instrucciones. Pero a pesar de todo no se puede poner en duda el efecto positivo y saludable que la dieta alcalina aporta al cuerpo.

Te puede interesar:

Contras:

Promueve la exclusión de algunos alimentos saludables. Algunas grasas y aceites que están restringidos pueden proporcionar ácidos grasos esenciales como el Omega 3, que son necesarios para mantener la inmunidad y a las células sanas.

Y al quitar los frijoles y las legumbres se limitan la ingesta de fitonutrientes útiles que pueden estimular el sistema inmunológico y reducir el riesgo de cáncer.

Otras dietas que te pueden interesar