Saltar al contenido
IDietas

Dieta Antiinflamatoria

dieta antiinflamatoria
Dieta Antiinflamatoria
5 (100%) 1 vote

Al escucha la palabra dietas, la mayoría de la personas piensan en la restricción de alimentos para lograr adelgazar. Sin embargo, existen infinidades de planes alimenticios que ayudan a tratar las patologías que afectan al organismo. Dentro de la amplia gama de regímenes nutricionales se encuentra la dieta antiinflamatoria.

¿Qué es una dieta antiinflamatoria?

Es un sistema de alimentación ideado para las personas que padecen de enfermedades inflamatorias como diabetes, artritis, alergias, entre otras.

Esta se caracteriza por incluir en la nutrición diaria alimentos antiinflamatorios como las zanahorias, pimientos y vegetales de hoja verde. Sin duda, es un método para estar y sentirte bien a pesar de las patologías que puedes estar presentando.

Cómo hacer una dieta antiinflamatoria

La inflamación generalizada en el cuerpo es una afección muy común, ya que puede provenir de una enfermedad, tal como estrés, mala alimentación, entre otros.

En ocasiones, esta puede causar dolor en las articulaciones, fatiga, cefalea, entre otros síntomas. Lo ideal es evitar los alimentos inflamatorios y usar los naturales, es decir, que no hayan pasado por un proceso de industrialización.

Para hacer una dieta antiinflamatoria adecuada, puedes tomar como ejemplo el siguiente menú y adaptarlo a tus necesidades:

  • Desayuno: En un régimen para eliminar el exceso de líquido del cuerpo puedes iniciar el día con un yogurt natural. Este debe estar complementado con frutas diuréticas como la piña, fresas, sandía y melón.
  • Meriendas: A media mañana y a media tarde puedes tomar un trozo de melón o un puñado de frutos secos.
  • Comida: Para el almuerzo conviene degustar arroz integral, pollo a la plancha y ensalada de vegetales con zanahoria rallada.
  • Cena: Para finalizar el día prueba con una tortilla de espinacas, queso y huevo. Puedes complementar con una rebanada de pan integral y una taza de té.

Lo ideal en este tipo de régimen es incluir la mayor cantidad de alimentos frescos, de procedencia orgánica. Para ello, varía y rota los alimentos para no caer en la monotonía y abandonar el plan. Además, haces bien si reduces el consumo de harinas y azúcares refinados que promueve la inflamación celular.

Recomendaciones para llevar una dieta antiinflamatoria exitosa

Los expertos afirman que la inflamación celular se reduce significativamente al llevar una alimentación balanceada. Además, es necesario descansar lo suficiente y evitar el estrés al máximo. Para iniciar una dieta antiinflamatoria y mejorar la calidad de vida, puedes comenzar con las siguientes recomendaciones:

Reduce el consumo de grasas

Las grasas provenientes de la margarina, aceite de coco o palma incrementan el perímetro abdominal, liberando hormonas proinflamatorias. Por tal razón, sustitúyelas por aceite de olivas, aguacate y almendras.

Además, puedes utilizar las grasas buenas provenientes de pescados azules como las anchoas, sardinas y salmón. No olvides la excelente fuente encontrada en los frutos secos, nueces, avena y semillas de lino. Estas contienen omega 3, 6, 9 que funciona contra el envejecimiento celular.

Reduce al máximo el consumo de azúcar

El exceso de azúcar y carbohidratos en la alimentación favorece la glicación, una reacción alimentaria que desorganiza la dermis. Está a su vez ocasiona inflamación y el envejecimiento prematuro de las estructuras corporales.

Por otra parte, el azúcar activa las sustancias que convierte las grasas buenas en hormonas inflamatorias. Por tal razón, elimina todo lo relacionado a pasteles, dulcería, jarabes, snacks, refrescos y gaseosas.

Incrementa el consumo de frutas y verduras

Dentro de las comidas de la dieta debes incluir una gran cantidad de frutas y verduras, ya que funcionan como alimentos antiinflamatorios. En este grupo debes incluir las fresas, arándanos, y frambuesas, cuyo color rojo funciona como antioxidante y favorece la regeneración celular.

Dentro del grupo de las verduras y vegetales elige las zanahorias, papas, col, repollo, lechuga, brócoli, coliflor, quínoa, entre otros.

Condimenta naturalmente

Los condimentos artificiales contienen gran cantidad de sodio que incrementa la inflamación del organismo. Puedes sustituirlos por hierbas aromáticas y especias ricas en polifenoles y bioflavonoides.

En este grupo puedes incluir: Cúrcuma, pimienta de cayena, pimienta negra, jengibre, cilantro, perejil, ajo, romero, orégano, chile, entre otros.

Vigila la salud del hígado

Activar el sistema digestivo, vesícula e hígado fomenta la curación de las patologías inflamatorias, ya que ayuda a metabolizar los alimentos de forma natural.

Para acelerar y mantener este proceso, es indispensable evitar los alimentos que son irritantes y obstaculizan las funciones hepáticas. Estos pueden ser: Café, alcohol, alimentos fritos, fructosa, glucosa, conservantes, alimentos conservados, lácteos, entre otros.

Consume batidos con propiedades antiinflamatorias

Otra manera de llevar a cabo una dieta antiinflamatoria eficaz, es a través de los batidos con propiedades nutricionales. Estos batidos integran hierbas y frutas que ayudan a drenar el líquido retenido por diversas causas. Entre los más recomendados por los expertos se encuentran:

Batido de piña con perejil

Para obtener este jugo natural debes integrar:

  • 2 Rodajas de piña.
  • Una taza de pepino limpio y cortado en trozos.
  • Un manojo de perejil.
  • El jugo de medio limón.

Lleva a la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea. Consume diariamente en ayuna por 15 días y sentirás la diferencia.

Jugo de papaya para la inflamación

La papaya es un excelente purificador, desintoxicante y por ende una fruta sanadora. MuchoS han sido los estudios llevados a cabo para comprobar su efectividad en inflamación de órganos principales como el hígado y el páncreas. Para obtener este jugo necesitarás:

  • Una taza de papaya picada.
  • Un manojo de perejil.
  • Una cucharada de jengibre.

Lleva los ingredientes a la licuadora y consume regularmente.

Consume infusiones antiinflamatorias

Las infusiones antiinflamatorias potencian los efectos de los alimentos que ayudan a mitigar estos síntomas. Los más recomendados por expertos son:

  • Té de jengibre: El jengibre es un poderoso antiinflamatorio y analgésico, coadyuvante en las enfermedades que cursan con inflamación de leve a aguda. Puedes tomarlo en ayunas con unas gotas de limón.
  • Té de albahaca: La albahaca contiene propiedades diuréticas que pueden ser utilizadas tanto en ensalada como en infusiones.

Estas infusiones pueden ser tomadas en cualquier momento del día y disfrutar de sus maravillosas bondades. También, puedes preparar ricas recetas para dietas para que se te haga más fácil cumplirla.

En conclusión, una dieta antiinflamatoria ayuda a equilibrar las hormonas y reducir el cansancio ocasionado por productos comerciales. Recuerda mantener un buen peso y preparar algunas recetas con los alimentos antes mencionados, tu cuerpo lo agradecerá.

Otras dietas que te pueden interesar