Saltar al contenido
IDietas

Desayuno, Almuerzo y Cena Para Una Dieta Balanceada

Desayuno, almuerzo y cena para dieta balanceada

Tanto si eres joven, adolescente o tienes cualquier edad, comienza hoy mismo a comer equilibradamente con una dieta balanceada.

El desayuno, comida y cena. Estas tres comidas cobrarán un sentido más amplio del que ya conoces simplemente por gozar de mayor balance.

¿Quieres saber cómo utilizar las tres comidas más importantes del día para adelgazar y entrar en balance? Si es así entonces no pierdas tiempo y sigue leyendo seguramente será de tu agrado.

Desayuno para dieta balanceada

El desayuno es la comida más importante del día. Ya que, marca el inicio de la rutina y es el primer bocado de nutrientes que el cuerpo recibe. Por tanto, es el momento ideal para recibir el primer aporte de macronutrientes que el cuerpo necesita.

Desayuno, almuerzo y cena para dieta balanceada

Dicho aporte, vale aclarar, debe venir de la forma más natural posible. Por consiguiente, se debería consumir ante estas primeras horas alimentos crudos altos en carbohidratos y proteínas. Unos ejemplos de dietas balanceadas pueden ser:

  • Las frutas frescas.
  • Los jugos de fruta natural.
  • Leche descremada o leche de soja.
  • Cereales varios como la avena, siendo preferible su consumo de forma caliente.

De esta forma, se podrá abrir paso de manera más balanceada a las demás comidas del día. Recuerda que se intenta seguir una dieta equilibrada y por tanto, no se puede exagerar con el desayuno.

Almuerzo para dieta balanceada

El almuerzo es la comida más fuerte y pesada del día. Es la que determina el balance nutricional general y la que nos brinda el mayor porcentaje de nutrientes en el día. Por tanto, el almuerzo de por sí debería estar balanceado con todos los nutrientes que se pueden necesitar.

Entre ellos se encuentra, por supuesto, las grasas saludables que todo el mundo necesita.

Siendo lo anterior dicho de esta manera, toma entonces alimentos con un balance nutricional por demás excelente. Compensa la falta de nutrientes de una comida con otra para así obtener un plato que realmente te funcione. Un ejemplo de estos platillos balanceados para el almuerzo puede ser:

  • Pescado a la plancha con contorno de verduras mixtas.
  • Carnes rojas acompañadas de arroz integral con ensalada.
  • Legumbres como la lenteja con una buena ración de patatas horneadas y frutas secas.

Trata de compensar los nutrientes que faltaron en el desayuno con la ingesta de alimentos en el almuerzo.

Cena para dieta balanceada

Esta es la última comida del día pero no por tanto la menos importante. Lo creas o no, una buena cena hace la diferencia entre una dieta balanceada y una totalmente desproporcionada.

Ya que, es el fin del ciclo nutricional del cuerpo y por tanto, el inicio de una nueva ingesta de nutrientes. Siendo de esta manera, lo más recomendable para esta comida es que se ingieran alimentos ligeros y calientes. Ello, para asegurar un descanso tranquilo sin incomodidades del estómago.

Entre los mejores ejemplos de dietas saludables se encuentran:

  • Las sopas y los caldos vegetales. Puedes agregarles miso, algas marinas y hasta un huevo escalfado.
  • Purés vegetales a base de agua para conservar todos los nutrientes.
  • Verduras combinadas con patatas al vapor.

Con esto, ya tienes la base del menú saludable desayuno, comida y cena y la forma más adecuada de cumplirla. Por ello, no esperes demasiado y pon en orden los alimentos que consumes.

Más información de dietas balanceadas