Saltar al contenido
IDietas

Dieta Blanda En Hospitales 

dieta blanda en los hospitales

¿Qué es la dieta una dieta blanda en los hospitales? Son programas de alimentación mediante el cual se preparan los alimentos de manera seleccionada.

Con la finalidad que el paciente se mantenga en un buen estado de nutrición y pueda recuperarse lo más rápido posible. Es por ello, que existe esta dieta blanda, proporcionada de acuerdo a la enfermedad de cada paciente.

Entre las dietas blandas en los hospitales, se encuentran:

dieta blanda en los hospitales

  • Dieta líquida: Está diseñada para los pacientes que salen del quirófano o para probar la tolerancia, y la colocan durante 48 horas. También, está indicada para pacientes con enfermedades intestinales e inclusive con esta dieta blanda diarrea es una de las enfermedades que se trata.
  • Dieta Semi-líquida: A esta dieta blanda para gastroenteritis se le agregan alimentos semi-sólidos como yogures, sopas o natillas, y es utilizada en aquellos pacientes que tienen dificultad para masticar.
  • Dieta Hipoglucida: Esta dieta es libre de azúcar y está Indicada para pacientes con obesidad, diabetes, colesterol y triglicéridos altos.
  • Dieta Hipocalórica: Es alta en calorías, y es recomendada para aquellos pacientes que tienen infecciones, desnutrición y se encuentran en estado crítico, esta dieta blanda para la diarrea también sirve pues se esta en un estado de descompensación.
  • Dieta Basal: Se le recomienda a aquellos pacientes que no necesitan de ninguna modificación dietética.

Otras dietas blandas en los hospitales

Adicionalmente, hay una multitud de dietas muy variadas, para los pacientes que se encuentran hospitalizados. Apunta alguna de ellas:

Dieta blanda hospitalaria para facilitar la masticación

Cuando se realiza una operación bucal o en alguna zona cercana, se necesita una dieta ligera con el fin de no masticar mucho. Estas son algunas ideas de alimentos que puedes consumir:

  • Frutas: Que sean maduras y que se puedan masticar sin ningún problema o también, en forma de compota.
  • Lácteos: Tales como yogures, quesos para untar, leche descremada.
  • Verduras: Tienen que ser blandas cocidas y fáciles de masticar de acuerdo con la tolerancia.

Dieta hospitalaria astringente

Esta dieta es de fácil digestión y no se utiliza leche completa, más bien, se utiliza la deslactosada y frutas con fibras solubles como: manzana, guayaba y lechosa, ya  que sirven como protector gástrico.

Menú de la dieta blanda en los hospitales

La idea es obedecer las indicaciones que indique el médico, el cual, indicará seguir rigurosamente la dieta. Además, es recomendable hacer cinco comidas diarias a fin de mantener el equilibrio en el cuerpo. Algunos de estos menús son:

  • Desayuno: Preparar una tortilla con la clara de huevo, agregarle champiñones y zanahoria rallada, dorarlos por ambos lados. Se puede acompañar con pan de dieta blanco.
  • Merienda de la mañana: Infusión de manzanilla endulzada con miel.
  • Almuerzo: Crema de auyama con pollo y requesón, para ello, debes sancochar la auyama en trozos pequeños y el pollo. Cuando ya estén listos, batirlos en una licuadora hasta que quede una crema fina. Le puedes colocar unas hojas de laurel y rociar por encima requesón.
  • Merienda de la tarde: Una manzana sin piel con miel horneada.
  • Cena: Gelatina de fresa o naranja.

Para finalizar, es necesario diferenciar la dieta blanda en los hospitales, ya que, por algunas circunstancias pudieras ingresar. De modo, que la recuperación completa dependerá de los alimentos que consumas.

Más información de la dieta blanda