Saltar al contenido
IDietas

Dieta Para Embarazadas

dieta para el embarazo
Dieta Para Embarazadas
5 (100%) 1 vote

Si estas pronto a ser madre, no debes perderte la dieta para embarazadas que acá te compartimos ¿no sabes en qué consiste? Sigue leyendo y encontrarás la respuesta a esa duda que tanto te aqueja.

Dieta durante el embarazo

Como mamá en espera, es importante que le ofrezcas al pequeño la mayor cantidad de nutrientes para que alcance su desarrollo. Para ello, es importante que sigas una simple dieta que te permita tener un montón de beneficios tanto al bebé como a ti.

Vale destacar que estas dietas consisten en cosas muy simples que no necesariamente requieren de mayor esfuerzo. Por ello, se comentarán algunos consejos que puedes seguir cuando estás esperando a tu pequeño.

Durante todo el desarrollo del embarazo las necesidades de energía mensuales aumentan solo un 10%, esto te da un indicio inicial de que no debes pasar las 2300 kcal al día. Esto te ayudará a mantener un peso y a evitar subir drásticamente. Sobre todo, en el tercer trimestre donde se suele subir más de peso.

¿Cuánto peso debes subir?

El peso durante el embarazo es una pregunta que todas se hacen, por eso, importante que sepas que ello dependerá del peso inicial con el que comiences el embarazo. Se recomienda en general un aumento de peso entre los 9 kg y los 15 kg.

Debes saber entonces que no se trata de comer por dos, sino más bien aumentar la ingesta calórica solo 300 kcal por día adicionales.

¿Qué puede comer una embarazada?

En esta etapa del embarazo, el cuerpo necesita una ingesta de proteínas bastante elevada. Así mismo, esta debe venir sobre todo de pescado y lácteos y no tanto de huevos y carnes rojas.

No solo de proteínas se trata, debes mantener una dieta balanceada que involucre cereales, vegetales, legumbres y  frutas. Lo importante es disminuir el consumo de grasas trans y azúcares refinados.

Para poder sentirte mejor puedes realizar 5 a 6 comidas para así sentirte satisfecha. Incluso puedes beber un vaso de agua con algunas gotas de limón antes del desayuno. Esto ayuda considerablemente al vaciado intestinal y contribuye a establecer el equilibrio ácido base.

Hidratación en el embarazo: Cuando se está embarazada una correcta hidratación es súper  importante. Durante esta época los requerimientos de agua aumentan considerablemente.

Si te mantienes hidratada mejorará tu circulación sanguínea ayudándote con las temperaturas altas y a controlar el mareo y la hipotensión.

Hidratos de carbono: Durante los primeros seis meses puedes consumir algunas porciones moderadas a diario. Considera no exceder los 400gr para así prevenir el estreñimiento.

Grasas: En cuanto a las grasas es importante que sepas que debes comer sano. Evita a toda costa las grasas trans. Trata de no comer muchas chucherías, bollería, charcutería o mantequillas. Así mismo, el consumo de alimentos fritos, empanadas y guisados.

Frutas y verduras: Estas las puedes comer durante todo el embarazo sin ningún problema pero para ello es necesario lavar muy bien con algunas gotitas de lejía.

Dietas para problemas del embarazo

Menú para embarazadas

Una vez comiences el segundo trimestre, es importante que consideres estos consejos de alimentación durante el embarazo para no subir tanto de peso. Comenzamos:

  1. Debes alimentarte unas 5 a 6 veces al día. Durante esas comidas ten presente que debes comer despacio y masticar muy bien cada uno de los bocados.
  2. Considera comer porciones justas y no dejes las fuentes sobre la mesa.
  3. Evita caer en tentaciones con alimentos con altos niveles de calorías como chocolate, snacks, dulces, entre otros.
  4. Todos los alimentos que realices es mejor que los hagas a la plancha, al horno o al vapor. Además, de ello es importante cocer muy bien las carnes así evitas la toxoplasmosis.
  5. Lo mejor es que consumas una gran cantidad de proteínas para equilibrar las hormonas. Además, le permitirá a tu bebé estar con los nutrientes necesarios en la placenta.
  6. Lava muy bien las frutas y verduras.
  7. Utiliza condimentos que más te gusten que no sean picantes. Puedes utilizar el vinagre, limón, especias, entre otros.
  8. Trata de dormir jornadas completas. Cuando estas cansada tu cuerpo demanda un mayor consumo de energía por que te da muchísima hambre. Trata de descansar hacia alguno de los lados e incorpora una almohada entre tus piernas para aliviar el peso.
  9. Puedes realizar algunas actividades físicas como la gimnasia prenatal para mantener tus músculos preparados para el parto.
  10. Considera hacer una pausa activa de 10 minutos para disfrutar un poco de la vida. Dale confianza y amor a tu bebé para que se sienta en paz y armonía.

Alimentos prohibidos en tu dieta para el embarazo

Entre la lista de alimentos para embarazadas que no se recomiendan comer están los siguientes:

  • Huevos crudos.
  • Carnes crudas.
  • Quesos sin pasteurizar.
  • Pescados o mariscos crudos.
  • Jamones crudos o curados.

Estos alimentos pueden ser portadores de toxoplasmosis por eso se recomienda hacer un examen de sangre para saber si has estado en contacto con el parasito y así corroborar que efectivamente puedes comerlo.

Vale destacar que estudios recientes han demostrado que la curación en sal del jamón no permite la proliferación del parasito. Aunque, todavía no se sabe a ciencia cierta si existe o no.

Consejos para reducir molestias durante el embarazo

  • Si sufres de náuseas todo el tiempo lo mejor que puedes hacer es realizar comidas ligeras. No bebas demasiada agua para evitar vomitar.
  • Si no logras desayunar por el malestar, espera una media hora antes de comer. Esto te ayudará a tolerar los alimentos de una mejor manera. Puedes incluso preparar infusiones de jengibre para no sentir náuseas todo el tiempo.
  • En caso de tener estreñimiento puedes utilizar las semillas de lino. Estas debes ponerla en remojo en un vaso de agua y después de varias horas bebe el agua y consume las semillas con yogurt.
  • Cuando tengas problemas de circulación puedes realizar algún masaje linfático. Este consiste en ir subiendo desde tus tobillos con pequeños círculos. Puedes además alternar chorros de agua fría y caliente.
  • Por los fuertes cambios hormonales pueden hacer aparecer las temibles estrías. Para combatirlas debes buscar la forma de mantenerlas hidratadas. Utiliza entonces cremas en tus brazos, abdomen, pecho y piernas.
  • Si te aparecen algunas manchas en la cara por el aumento de pigmentación considera utilizar un bloqueador. Un protector solar diario antes de salir será la mejor opción para no continuar con el rostro manchado luego de terminar el embarazo.

Gimnasia prenatal junto a una buena alimentación

Como te lo mencionamos anteriormente, considera importante el realizar ejercicio para mantenerte en forma la mayor parte del tiempo. El parto y embarazo constituye un desgaste físico y muscular, por ello hay que estar 100% preparada para poder enfrentarlo sin ningún problema.

Al hacer algunas sesiones de ejercicios prenatales, te estás familiarizando con las contracciones. Así mismo, estarás fortaleciendo tus músculos, reduciendo los dolores de espalda y la respiración. Todo esto súper importante para poder tener un parto natural de primera mano.

Cuando se trabaja las respiraciones resulta ser un gran alivio. Te permite mantener tu cuerpo más oxigenado y te brinda unos minutos de paz y relax como nada en el mundo.

Considera no solo una dieta para el embarazo la comida, este involucra otros factores como los que te mostramos. Este periodo de la vida implica muchas otras características que deben ser tomadas en cuenta siempre. Esta pequeña guía te ayudará a tener el desarrollo del embarazo más llevadero y lleno de riquezas como ninguna otra experiencia.

Además, la comida de la embaraza es muy importante durante el periodo de gestación. Por eso, disfruta cada momento de la nueva sensación que es ser madre y dale lo mejor de ti a tu pequeño desde la concepción.

Otras dietas que te pueden interesar