Saltar al contenido
IDietas

Dieta Para Enfermedades Hepáticas

dieta para enfermedades del hígado
Dieta Para Enfermedades Hepáticas
5 (100%) 1 vote

¿Sufres de alguna enfermedad hepática? Esta podría cambiar la manera en que el organismo utiliza los nutrientes de cada alimento. Es posible que algunas personas empiecen a perder peso, debido a que no obtienen suficientes nutrientes.

Por ello, una dieta para la enfermedad hepática te dará la cantidad correcta de calorías y nutrientes que necesitas. Pero, ¿En qué consiste esta dieta?  ¿Cuáles alimentos pueden ayudar?

¿Qué son las enfermedades hepáticas?

Estas son enfermedades que impiden que el hígado funcione correctamente y son causadas por diferentes virus, como  la hepatitis A, B, y C, también pueden aparecer debido a algún medicamento, sustancia tóxica o veneno, también se puede producir por tomar bebidas alcohólicas.

¿Cómo se puede diagnosticar una enfermedad hepática?

Estos usualmente se diagnostican a través de un examen médico rutinario, por exámenes de sangre o por un estudio en el área del abdomen por medio de una tomografía o ultrasonido.

Síntomas de que el hígado está enfermo

  • Coloración amarilla en la piel y en los ojos.
  • Dolores abdominales.
  • Vómitos.
  • Temblores.
  • Retención de líquidos.
  • Sangrado.
  • Pérdida de peso.

¿Cuales sustancias pueden inflamar el hígado?

Estas sustancias se pueden englobar en dos:

  • Aquellas sustancias que no es habitual que inflamen el hígado, pero que en algunos se convierten en perjudiciales, como los antibióticos, los medicamentos para bajar el colesterol y los antiinflamatorios.
  • Aquellas que son tóxicas y que cuando entran en el organismo, pueden producir hepatitis, como por ejemplo: Plaguicidas, fósforo, drogas, insecticidas, entre otros.

Alimentos para el hígado

Café

Este es una de las mejores bebidas que sirve para el hígado. Diversos estudios han demostrado que consumirlo diariamente, reduce el riesgo de la cirrosis y de desarrollar cáncer de hígado.

Además, tiene efectos positivos sobre la hepatitis y disminuye la inflamación. Estos beneficios pueden ser por la capacidad que tiene de prevenir la acumulación de colágeno y grasa, los cuales, son los dos principales indicadores de la enfermedad hepática.

Toronja

La toronja contiene la naringina y naringenina que son dos antioxidantes que protegen al hígado. Además, estos pueden reducir el desarrollo de la fibrosis hepática, el cual, es una condición en la que el tejido conectivo excesivo se acumula en el hígado.

Jugo de remolacha

Este jugo contiene nitratos y antioxidantes llamados betalainas, los cuales, ayudan a mejorar la salud cardiovascular, reducir la inflamación y el daño oxidativo. Además, tiene el poder de aumentar las enzimas naturales de desintoxicación.

Avena

Esta debido a que tiene mucha fibra puede hacer que el hígado funcione mejor. Además, ayuda a perder esos kilos de más y grasa en la barriga, lo que es bueno para controlar la enfermedad hepática.

El té contiene polifenoles y flavonoides que combaten enfermedades, y tienen un antioxidante llamado catequinas. Además, puede proteger contra el cáncer de hígado, el estrés oxidativo y la grasa en el hígado. Por ello, toma diariamente cuatro o más tazas al día.

Patilla

Esta fruta es sumamente refrescante y además, cuando está madura contiene muchos antioxidantes, entre ellos la glutationa. Esta fortalece el sistema inmunológico, por ello si deseas beneficiarte de la glutationa, come la carne roja que se encuentra cerca de la cáscara.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es una grasa saludable, debido a sus diferentes beneficios para el organismo, uno de ellos es que ayuda al corazón, el hígado y la salud metabólica.

De hecho estudios han demostrado que el aceite de oliva disminuye la grasa en el hígado, mejora los niveles de enzimas hepáticas y aumenta el flujo sanguíneo.

Pescados grasos

Debido, a su alto contenido de omega 3, ayuda a reducir la inflamación  y las enfermedades cardíacas. Estudios han demostrado que ayudan a prevenir la acumulación de grasa, mejoran la resistencia a la insulina y mantienen los niveles de enzimas normales.

Nueces

Estas son ricas en nutrientes, vitaminas E y grasas, su ingesta puede mejorar los niveles de enzimas hepáticas en los pacientes. Además, son buenas para el corazón, por ello, es bueno que la consumas a diario.

Nopal

El nopal se obtiene del captus, y se ha utilizado por muchísimos años como tratamiento para las heridas, úlceras, cansancio y enfermedades hepáticas. Además, ayuda a normalizar los niveles de colesterol y disminuye la cantidad de daño oxidativo y lesión del hígado causado por el consumo de alcohol.

Alimentos que se deben evitar

Líquidos

Si tienes inflamación, es posible que tengas que consumir menos líquidos, entre estos se encuentran: El agua, jugos, leche, sopa, gaseosas y otros. Por otro lado, las gelatinas o helados también deben incluirse como líquidos. Por ello, es recomendable que le preguntes al especialista cuanta cantidad de líquido puedes tomar.

Alcohol

Debes evitarlo, ya quepodría empeorar la enfermedad del hígado. Si tienes alguna duda del alcohol en la dieta, debes preguntarle al especialista.

Sodio

Si el cuerpo está reteniendo líquidos, deberá disminuir el consumo de sodio. Algunos alimentos que contienen sodio son: La sal, vegetales enlatados, tocino, chorizos, comidas congeladas, papas fritas, salsa de soya y bocadillos empaquetados.

Menú o dieta para hepatópata

Desayuno

  • Una naranja.
  • Una tostada integral con mermelada.
  • Una porción de avena cocida.
  • Un té o café.

Merienda

  • Dos galletas integrales.
  • Un vaso de leche.

Almuerzo

  • 110 Gramos de carne magra (pollo, pescado o carne roja).
  • Una verdura cocida.
  • 2 Rebanadas de pan.
  • Una porción de frutas secas.
  • Un vaso de leche.
  • 1 Cucharada de jalea.

Merienda

  • Una fruta.
  • Un vaso de leche.

Cena

  • 110 Gramos de carne cocida.
  • Ensalada.
  • 2 Panes integrales.
  • Un vaso de leche.

Recomendaciones para pacientes con enfermedad hepática

  • Ingerir moderadamente grasas, esto ayuda a preservar las proteínas en el cuerpo y a prevenir su descomposición.
  • Consumir alimentos altos en carbohidratos.
  • Debes restringir la cantidad de proteínas que consume.
  • Reducir el consumo de sal, ya que, puede empeorar la hinchazón en el hígado y la retención de líquidos.
  • Tomar suplementos vitamínicos, como las vitaminas del complejo B.

En definitiva, para el hígado comida que proteja y cuide a este órgano será lo primordial, pues es muy importante y a su vez posee muchas funciones.

Algo que ayudará es la dieta para hepatópata, sin embargo, si tienes una enfermedad hepática debes acudir al médico para que te indique el mejor tratamiento.

Otras dietas que te pueden interesar