Saltar al contenido
IDietas

Dieta Fisterra

dieta fisterra
Dieta Fisterra
5 (100%) 1 vote

La salud es lo más importante para el ser humano, por ello, busca las formas de estar y sentirse bien. Pensando en esa gran mayoría, nace la dieta fisterra, quien en su variedad ataca diversas enfermedades y patologías comunes.

Si eres de los que se encuentra interesado en su salud, apunta los aspectos más importates de este sistema y elige el mejor tratamiento para ti.

¿Qué es fisterra?

Es un sistema de información a la comunidad médica que sirve para ofrecer información actualizada sobre los diagnósticos y tratamientos del momento.

Sirve como punto de acceso a la información sobre atención médica, dietas, nutrición y medicamentos de forma estructurada y organizada. Sin dudas, es un recurso o herramienta de calidad por medio del cual se debe acceder a través de una suscripción institucional o individual.

Esta valiosa herramienta surge de la iniciativa de un grupo de profesionales interesados en compartir sus conocimientos en el área médica. No obstante, con el paso del tiempo, su extendido uso la convirtió en el sitio ideal para que los profesionales realizaran sus consultas.

Como consecuencia, actualmente dispone de una amplia base de datos con gran utilidad para los profesionales de la medicina.

Dieta Fisterra: Información al alcance de todos

Con dietas como la fisterra puedes conseguir los métodos de nutrición para las diversas patologías que pueden atacar el cuerpo humano. Cuenta con información sobre las dietas más buscadas para tratar la obesidad y lograr bajar de peso de forma variada.

También son técnicas de nutrición que favorece la cura de ciertas enfermedades como la diabetes, problemas digestivos, vitaminas y minerales, entre otras.

Dentro del contenido frecuentemente buscado por los usuarios dentro de fisterra se encuentran:

Dietas para bajar de peso

Tratar la obesidad con dieta fisterra requiere de un tratamiento integral que garantice la pérdida progresiva y gradual de peso. Para ello, es necesario tomar en cuenta el nivel de sobrepeso que tenga el paciente, la actividad física que desempeña, y la fuerza de voluntad.

Además, el paciente debe estar consciente de los riesgos que supone el sobrepeso, tales como: Hipertensión, diabetes, colesterol, triglicéridos y problemas  cardíacos. Entre los regímenes más solicitados se encuentran:

Dieta de 1000 calorías

Es un método de alimentación para bajar de peso que consiste en la ingesta de 1000 calorías al día. Esta debe provenir de 30 g. de grasas; 60 g. de proteínas y 120 g. de carbohidratos. Un ejemplo de la ingesta puede ser:

  • Desayuno: 200 ml de leche descremada y 20 gr de pan integral.
  • En las meriendas una fruta tal como: Melón, sandía, pomelo, 150 gr. de fresas, albaricoques, entre otros.
  • En la comida: Una verdura, 100 gr de proteína, carbohidratos y una fruta.
  • Cena: Una porción similar a la comida.
  • Antes de acostarse: Un vaso de leche desnatada.

En algunos casos puedes sustituir la leche por un yogurt descremado y el pan integral por una porción de galleta. Para endulzar puedes emplear edulcorante y las preparaciones deben ser realizadas al horno o al vapor. Para estimular una aceleración del metabolismo incluye alimentos ricos en zinc como los frutos secos.

Dieta de 1500 calorías

Una dieta de 1500 calorías debe provenir de 200 gr. de carbohidratos, 80 gr. de proteínas; 50 gr. de grasas. La mejor forma de distribuirla a lo largo del día puede ser:

  • En el desayuno: Un vaso de leche desnatada y 30 gr de pan integral o blanco.
  • En la merienda: Una rebanada de pan integral y 20 gr de proteínas si grasas.
  • Comida: Una verdura, 20 gramos de pan, 130 gr proteínas, fruta y una porción de carbohidratos como: Arroz, guisantes o papa.
  • Cena: Una variedad similar a la comida.

Antes de acostarte, si tienes hambre, puedes consumir un vaso de leche desnatada o un yogurt descremado. Es recomendable preparar los alimentos al vapor, horno, a la plancha o cocidos y con un máximo de aceite de dos cucharadas repartidas entre las comidas del día.

Dieta de 2000 calorías

En un régimen de mantenimiento del peso, es indispensable consumir una dieta de 2000 calorías. Estas deben provenir de 78 gr. de grasas, 255 gr. de carbohidratos y 89 gr. de proteínas. Para distribuirlo correctamente durante el día y evitar atracones, lo puedes repartir de la siguiente manera:

  • Desayuno: Pan, una porción de proteínas y leche descremada.
  • Merienda: Pan con alguna proteína como atún o queso.
  • Comida: Una porción de verdura o vegetales, 130 gr de proteínas, fruta y pan integral.
  • Cena: Puedes consumir alimentos variados en la misma proporción de la comida.

Antes de acostarte puedes consumir un vaso de leche desnatada, queso o yogurt. Elige alimentos preparados en la plancha, horno, al vapor con un máximo de aceite de dos cucharadas repartidas en las comidas del día. Para garantizar la pérdida gradual de peso, realiza ejercicios desde moderado a intenso, el cual puedes empezar con ligeras caminatas.

Dieta para la anemia

La anemia es una de las condiciones de salud más frecuente en el mundo. Consisten en un bajo conteo de hemoglobina en la sangre. Esta afección se acentúa durante el embarazo, menstruación, hemorroides sangrantes o consecuencia de una baja ingesta de alimentos con hierro.

Además del tratamiento farmacológico, una dieta correcta puede mejorar significativamente esta patología. Por tal razón, una nutrición adecuada se complementa con:

  • Carne de caballo, hígado, riñón o morcilla.
  • Pescado como las almejas mejillón u ostras.
  • Soja, lentejas, garbanzos, cebada, trigo, avena, entre otros.

Un aspecto positivo de estos alimentos con hierro es que se pueden mezclar con otros víveres garantizando la variedad. Evita los alimentos que impiden la absorción de hierro, como son las bebidas alcohólicas y pasteles. La cantidad a ingerir viene indicada por los niveles de hierro en el organismo, peso, edad y sexo del individuo.

Dietas para problemas digestivos

En fisterra dietas también conseguirás técnicas de nutrición que mejorarán los trastornos digestivos que causan molestos síntomas. Entre las patologías más frecuentes se encuentran:

Colon irritable, estreñimiento, intestino irritable, diarrea, náuseas o distensión abdominal. Otras enfermedades pueden ser síntomas de un problema de salud mayor como la gastritis, pancreatitis o hepatitis.

Dieta para el colon irritable

Si ha sido diagnosticado con esta afección, lo ideal es hacer cambios en la alimentación. Esto debe ir combinado con algunos medicamentos para atenuar los síntomas durante el proceso de mejoramiento.

Además, debe aumentar el consumo de fibras al ingerir pan integral, verduras y frutal con piel. Un método de nutrición adecuado según fisterra puede ser:

  • Desayuno: Un vaso de leche de almendras con una rebanada de pan integral. Puedes complementar con frutas como: Manzana, pera o plátano.
  • En las comidas puedes consumir: Caldos de vegetales, patatas al horno, pescado, huevo, ensaladas, carne sin grasa y pan.
  • Las cenas pueden ser similares a las comidas, pero variadas.

En estos casos, es recomendable evitar las comidas excesivas o copiosas, elige porciones pequeñas varias veces al día. Haz un esfuerzo por evitar las bebidas gaseosas, lácteos, café y chocolate, ya que empeoran la condición. Evite el estrés, angustia, los laxantes y realiza ejercicios moderados.

Dieta para el estreñimiento

El estreñimiento es una patología que consiste en la imposibilidad de evacuar el contenido intestinal de forma natural. En ocasiones las heces se endurecen y causan dolor para ser expulsadas. Por lo tanto, para mejorar esta condición, dieta fisterra da las siguientes recomendaciones:

  • Incrementa el consumo de fibra a través de frutas con piel, verduras y cereales integrales.
  • Aumenta el consumo de agua fresca y pura, así como, caldos, jugos, infusiones, entre otros.
  • Procura hacer hábitos de ir al baño todos los días a la misma hora. Evita los esfuerzos excesivos, una alimentación correcta hará que el intestino se encargue del trabajo.
  • Haz ejercicios diariamente.
  • Evita por todos los medios el uso de laxantes, ya que ocasionan trastornos a nivel intestinal.

Ten presente que, debes acudir al médico, después de durar dos semanas sin lograr evacuar. También, si comienzas a perder peso o presenta heces con sangre.

Dieta fisterra para la distensión abdominal

Se conoce como distensión abdominal a aquella patología donde el abdomen se siente dilatado por causa de los gases intestinales. Aunque, no es nocivo para  la salud, pueden ser molestos debido a los eructos y los dolores que estos causan. Los consejos para mitigar los síntomas de esta patología recomendados por fisterra son:

  • Reduzca la cantidad de alimentos que causan distensión como: Bebidas carbonatadas, legumbres, col, repollo, cebolla, pepino, entre otros.
  • Reduzca el consumo de lácteos, leche, y quesos frescos. Limite su consumo a una vez al día.
  • Evite beber líquidos con las comidas, masticar chicle y hablar acaloradamente mientras come.

Además, puedes realizar ejercicio moderado para reducir los niveles de estrés que empeora la condición. Recuerda consultar con tu doctor si presentas diarreas, fiebre, o si no puedes comer o beber durante varias horas.

Dieta para la hipertensión arterial

Para la fisterra un régimen hiposódico o bajo en sodio es indispensable en pacientes con hipertensión arterial o insuficiencia cardíaca. Además, es necesario incluir alimentos con níquel para favorecer el equilibrio de los valores de presión arterial. Dentro de los consejos de los expertos para mejorar esta patología se encuentran:

  • Reduce o elimina la sal común, carnes y pescados ahumados o curados, embutidos, quesos, saborizantes comerciales, margarinas con sal y gaseosas.
  • Incrementa el consumo de frutos secos sin sal, carnes, aves, huevos y pescado.
  • Elige los lácteos, quesos y yogurt desnatado.
  • Para dar sabor a los alimentos, escoge prepararlos al horno, parrilla y a la plancha. También, puedes agregar hierbas y especies naturales como el ajo, cilantro, pimienta, hinojo, entre otros. Estos son alimentos con potasio que equilibran la presión arterial.

Las frutas en almíbar y las frituras suelen contener gran cantidad de sodio en su composición ya que sirve como conservante, evita su consumo. Además, recuérdale a tu doctor vigilar la composición de los medicamentos, ya que también pueden contener sodio y aumentar la gravedad de la afección.

Dieta para diabéticos

Controlar los niveles de azúcar en sangre puede ser todo un desafío. No obstante, una dieta entre las 1500 y 2000 calorías puede ayudar  a mantener los niveles de glucosa al margen. Una dieta para diabéticos efectiva, distribuye los alimentos de la siguiente manera:

  • Desayuno: Leche descremada, pan integral y 20 gr de proteínas, ya sea jamón sin grasa, huevos o atún.
  • Merienda: Pan integral con algún tipo de proteína.
  • Comida: Integra una verdura, arroz, 130 gr de proteínas, fruta y pan.
  • Cena: La puedes realizar de forma similar a la comida, variando los ingredientes y cuidando las porciones.

Antes de acostarte, puedes consumir un vaso de leche desnatada o yogurt descremado. Lo ideal es hacer varias comidas para impedir que los niveles de azúcar se incrementen. También, incluye alimentos ricos en zinc ya que estimula la acción metabólica.

Dieta para los triglicéridos elevados

Los triglicéridos elevados constituyen uno de los principales factores de riesgos para sufrir patologías cardiovasculares. Por lo general, se produce por una dieta alta en hidratos de carbono y grasas, aunado al sedentarismo. Para mejorar esta condición es necesario llevar a cabo las siguientes recomendaciones:

  • Varíe su alimentación incluyendo verduras, frutas y vegetales.
  • Realice dietas hipocalóricas para reducir el exceso de peso.
  • Elimine y evite el consumo de alcohol, exceso de sal, frituras, dulces, pasteles, comida chatarra, entre otros.
  • No fume.
  • Reduzca al máximo las carnes rojas, lácteos completos, huevos, mantequilla, nata, quesos, entre otros.
  • Aumente el consumo de carnes blancas como las aves, pescados, sardinas, entre otros.
  • Utilice aceite de oliva o de maíz, evitando los de coco o palma.

Recuerda también, al realizar la dieta fisterra evitar el sedentarismo, realiza ejercicios iniciando de forma moderada e incrementándolo con el paso del tiempo. Puedes usar una amplia gama de condimentos naturales como: La pimienta, el ajo, cilantro, mostaza y un poco de sal.

En conclusión, la dieta fisterra brinda todas las herramientas para un estilo de vida sano y saludable. Lo mejor de todo, puedes empezar a tratar patologías de forma integral para estar y sentirte bien.

Recuerda seguir los consejos para una buena alimentación, realiza ejercicios frecuentes y sigue las instrucciones de tu médico. Trázate una meta y respétala. De esta manera, garantizarás el éxito.

Para más información: https://www.fisterra.com/

Otras dietas que te pueden interesar