Saltar al contenido
IDietas

Dieta GAPS

dieta gaps
Dieta GAPS
5 (100%) 1 vote

¿Has escuchado alguna vez hablar de la dieta GAPS? Esta dieta ayuda a mejorar tu salud desde adentro hacia afuera, empezando en la zona de la barriga. Por ello, si deseas hacer esta dieta, es importante que te enteres de que se trata y si funcionará en ti.

¿Qué es la dieta GAPS?

Es llamada GAPS por sus siglas en inglés (Gut and Psychology Syndrome) y en español se le llama como el síndrome Psico-intestinal. Está diseñada para re-equilibrar la flora y restaurar la salud del revestimiento intestinal, debido a que la pared intestinal no puede estar sana sin un mundo microbiano balanceado.

¿Cuál es el objetivo de la dieta GAPS?

Es ayudar a limpiar el intestino, curarlo y continuar poblándolo con bacterias buenas para que la persona pueda tener una excelente absorción y una buena sintetización de nutrientes. Sin hacer esto, es poco probable que tengas un organismo sano.

¿Para quienes está recomendada la dieta GAPS?

Aunque esta dieta es conocida por curar enfermedades cerebrales, también es recomendada para aquellas personas que tienen problemas gastrointestinales, enfermedades como la fibromialgia, encefalomielitis, alergias, intolerancia alimentaria, depresión, epilepsia, hipotiroidismo e hipertiroidismo, hipertensión arterial, arterosclerosis, anemia y obesidad.

Alimentos que puedes consumir en la dieta

  • Carnes magras, como el pescado y el pollo.
  • Huevos.
  • Vegetales.
  • Frutas.
  • Frutos secos.
  • Aceite de oliva.
  • Ajo.
  • Aceite de coco.
  • Mantequilla.
  • Queso.
  • Consomé, sopas.
  • Comidas fermentadas.

Alimentos prohibidos en esta dieta

  • Cereales, como el trigo y cebada.
  • Endulzantes, como el azúcar, fructosa o sacarina.
  • Todo tipo de granos.
  • Arroz blanco e integral.
  • Pasta.
  • Bebidas alcohólicas y refrescos, incluidos los light.
  • Lácteos descremados y pasteurizados.
  • Vinagre.
  • Papas.
  • Maíz.
  • Alimentos procesados y enlatados.
  • Alimentos con sabores artificiales o colorantes.

¿De cuantas etapas consta la dieta?

Esta dieta es progresiva y consta de seis etapas. En cada una de ellas se irán introduciendo gradualmente nuevos alimentos fáciles de digerir y dependiendo de la respuesta del cuerpo, durarán días, semanas o meses.

En caso de presentarse dolor abdominal, hinchazón, gases, diarrea o estreñimiento la persona debe quedarse en la misma etapa hasta que los síntomas desaparezcan. Estas etapas son:

Etapa 1

  • En la mañana tomar un vaso con agua tibia.
  • Consumir caldos de carne o pescado, los cuales, ofrecen un efecto calmante en cualquier zona que presente inflamación del intestino.
  • Sopas de verduras con carnes ó pescado.
  • Tomar jugos de verduras fermentadas, suero, crema agria o yogurt.
  • Si tienes estreñimiento come alguna crema y un jugo de verduras.
  • Si tienes diarrea se recomienda tomar un yogurt o suero.
  • Té de jengibre o manzanilla, endulzado con miel.

Etapa 2

Debes continuar con los alimentos de la etapa 1 pero añadiendo nuevas cosas.

  • En los caldos puedes añadir las yemas de los huevos.
  • Seguir consumiendo las sopas con medula ósea, carnes o pescado.
  • Comer guisos caseros de carnes y verduras, hacerlo solamente con sal y hierbas.
  • Aumentar la cantidad diaria de yogurt y leche agria.
  • Es necesario seguir bebiendo el caldo de pollo e infusión de manzanilla o jengibre.
  • Comer una pieza de pescado fermentado e ir aumentando gradualmente.
  • Introducir mantequilla clarificada, empezando por una cucharadita.

Etapa 3

  • A los alimentos anteriores ahora podemos añadirles puré de aguacate maduro. Este se puede adicionar en sopas, a partir de 1-3 cucharas y aumentar gradualmente la cantidad.
  • Comer una panqueca al día y luego ir aumentando la cantidad. Estas panquecas solo a base de mantequilla de nuez, huevos y auyama.
  • Introducir huevos revueltos con mantequilla.
  • Introduzca el jugo de verduras fermentadas o col agria.

Etapa 4

  • Añadir carne asada a la alimentación de las 3 etapas anteriores.
  • Agregar unas gotas de aceite de oliva a las comidas e ir aumentando gradualmente la cantidad por comida.
  • Introducir  jugos de vegetales recién hechos, puede ser de zanahoria o pepino.
  • Añadir Batidos de frutas y vegetales, en pequeñas porciones.
  • Comer pan horneado hecho en casa.

Etapa 5

  • En caso de que los alimentos anteriores sean tolerados, se puede agregar puré de manzana.
  • Comer verduras crudas como lechuga y pepino.
  • Si los jugos de apio, menta, lechuga y zanahoria son tolerados, puedes comenzar agregándole piña, mango y manzana.

Etapa 6

  • Comer manzana cruda pelada.
  • Introducir poco a poco frutas crudas con miel.
  • Introducir pasteles horneados y dulces permitidos en la dieta. Pero para ellos utilizar frutos secos como edulcorante.

Beneficios de la dieta GAPS para la salud

Regulación del peso

Muchas personas cuando empiezan la dieta tienen bajo peso, debido a la mala absorción de alimentos, y muchos otros tienen sobrepeso. Por ello, esta dieta GAPS puede ayudarlas a alcanzar un nivel normal y saludable de grasa en el cuerpo.

Cura y sella el intestino

Esta dieta ayuda a corregir tu intestino permeable, permitiendo que mejore la digestión y la absorción de los nutrientes que el cuerpo necesita. Además, mantiene saludable la flora intestinal y tus condiciones de salud mejoran en gran medida.

Otros beneficios que trae al organismo

  1. Revierte cualquier toxicidad que puede encontrarse en el sistema digestivo o en el estómago.
  2. Promueve un balance saludable de bacterias en el intestino.
  3. Ayuda a sanar el sistema gastrointestinal.
  4. Reconstruye la pared intestinal.
  5. Mejora la densidad ósea.
  6. Desintoxica el organismo.
  7. Controla las alergias y enfermedades cardiovasculares.
  8. Regula los niveles de insulina y el azúcar en la sangre.

Efectos secundarios de la dieta GAPS

Puesto que con esta dieta se consume menos carbohidratos, es posible que experimentes algunos efectos secundarios tales como dolores de cabeza, mareos, fatiga e irritabilidad. Por otro lado, puedes tener síntomas  de desvanecimiento absoluto, mientras que otras personas pueden tener un empeoramiento de los síntomas durante unas semanas solamente.

En conclusión, la dieta GAPS te podría ayudar muchísimo. Sin embargo, antes de comenzar sea esta o cualquier otra dieta, asegúrate de consultar con tu nutricionista, para que te examine y vea que tipo de alimentación no pueda interferir con alguna otra condición que puedas tener.

¿Qué esperas para probar si esta es la dieta que necesitas hacer?

Otras dietas que te pueden interesar