Saltar al contenido
IDietas

Dieta Hiposódica

dieta hiposódica
Dieta Hiposódica
5 (100%) 1 vote

Sin duda, la sal es uno de los ingredientes que nunca falta a la hora de cocinar. Esto se debe a que le da la sazón a la mayoría de los platos. Sin embargo, también se sabe que utilizar mucha sal a diario trae terribles consecuencias, sobre todo a aquellas personas que tienen problemas cardiacos.

Por ello, hoy aprenderás de la dieta hiposódica, la cual te explicará cómo debes regular la sal diariamente para mejorar tu salud.

¿Qué es la dieta hiposódica?

La palabra hipo se refiere a debajo de, y sódica se refiere al sodio. Por  lo tanto, una dieta hiposódica, es aquella que se restringe del uso de la sal ¿Por qué? Porque la sal, viene siendo el sodio que añadimos demás a la comida, sea en la cocina o en la mesa. La sal es un mineral rico en sodio, el cual puede causar daños significativos al organismo.

dieta hiposódica

Se puede decir que, una dieta baja en sal, viene siendo un régimen en tu alimentación para prevenir daños en tu salud. Cuando haces esta dieta entras en un plan especial, siguiendo los consejos de tu médico respecto al nivel de sodio en tu cuerpo, ahora ¿Quiénes deben hacer esta dieta?

¿Quiénes deben hacer la dieta hiposódica?

La sal es buena para el organismo, ya que ayuda a mantener un buen nivel de pH en tu cuerpo. Pero, debido al mal uso, se convierte en un factor que perjudica tu salud. De hecho, la sal tiende a ser el ingrediente culpable de padecimientos como:

  • Hipertensión arterial.
  • Afecciones renales.
  • Cirrosis hepática.
  • Edema cíclico idiopático.
  • Cardiopatías.

Por lo tanto, las personas que sufren de estas patologías deben cuidar su organismo a través de una alimentación baja en sal.

Si sufres de hipertensión arterial, puede interesarte la dieta dash, de las siglas en Inglés Dietary Approaches to Stop Hypertension (Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión), ya que está especialmente diseñada para tal fin.

Esta dieta es elaborada con fines terapéuticos, donde se utiliza distintos niveles de restricción de la sal. Según los especialistas, cada cuerpo  tolera distintos niveles de sodio. Lo que normalmente consume una persona en sodio al día, circula entre los 3900 miligramos de sodio a 5900 miligramos de sodio.

Pero, muchas personas consumen hasta 10000 miligramos de sodio al día perjudicando su organismo. Así que, según lo afectado que se vea tu cuerpo, debes hacer la dieta con tratamiento hiposódico en uno de estos 5 niveles de restricción:

  • Al día 4 gramos de sodio (restricción sencilla).
  • 2 Gramos de sodio por día (restricción ligera).
  • 1 Gramo de sodio al día (restricción moderada).
  • En un día 500 miligramos de sodio (restricción estricta).
  • Por día 250 miligramos de sodio (restricción intensa).

Alimentos permitidos para la dieta hiposódica

Lo bueno de esta dieta es que te permite disfrutar del consumo de una gran variedad de alimentos como:

Vegetales

Puedes escoger entre diferentes tipos de verduras frescas, entre ellas, la espinaca o el brócoli, siempre tratando de evitar colocar salsas para aliñar que sean altas en sodio. También, puedes consumir batidos de verduras siempre y cuando sean bajos de sodio.

Las frutas

Las frutas son excelentes incluso para la dieta hiposódica hospitalaria, entre ellas las más recomendadas son las naranjas, las manzanas y los plátanos. Estas frutas, son el complemento indicado, para realizar esta dieta a la hora de las meriendas.

Puedes consumir todas las demás frutas también, sea que estén enlatadas, en agua o en su propio jugo. Pero, debes evitar en lo absoluto consumir frutas que venga en almíbar.

Las carnes

Las carnes más utilizadas para este tipo de dieta, son las carnes blancas como el conejo, el pescado, los mariscos, el pollo y el pavo, debido a su bajo contenido de sodio.

También se pueden ingerir algunas carnes con un contenido más alto de sodio como la del cochino y la de res pero en bajas proporciones y de forma irregular en platillos de dieta hiposódica.

Las legumbres, frutos secos y cereales.

Los frijoles, las legumbres y los frutos secos se pueden consumir en la dieta, siempre y cuando no tengan sal. También son permitidos los alimentos como los diferentes tipos de arroz, de pasta y también la harina de avena sin azúcar.

Las bebidas

La mejor bebida que puede acompañar a cualquier comida en esta dieta es el agua, pues, esta ayudara a bajar el nivel de sodio de tu organismo. Entre más agua bebas, de mejor salud gozarás.

Los aceitas y condimentos

A todas las personas le gusta aderezar las comidas, pero esto puede ser muy peligroso. Sin embargo, puedes consumir la margarina y la mantequilla para untar a las comidas, siempre y cuando no contengan sal. Los aceites más recomendados son el de oliva, el de canola o el sésamo.

Puedes utilizar el vinagre para limpiar las verduras sin ningún problema. También, puedes echar mayonesa y salsa de tomate a tus comidas, corroborando primero que en la etiqueta diga sin sal añadida y que sea bajo de grasas.

Los lácteos

Generalmente los lácteos más comunes son los yogures bajos en grasa y la leche desnatada, los cuales se pueden consumir diariamente. Estos productos son muy recomendados, pues, contienen un alto contenido de magnesio lo cual ayudará a tu organismo a mantener y mejorar los niveles de presión arterial.

Estos alimentos, benefician a su vez, los niveles de sodio en tu organismo.

Receta para la dieta hiposódica

Cuando se sigue una dieta con bajo nivel de sal, surgen dudas de cómo hacer diferentes comidas, hoy podrás aprender 2 recetas prácticas y sencillas.

Espárragos gratinados

Los espárragos son muy saludables y seguro que te gustarán usando esta receta.

Ingredientes para la receta:

  • 150 Gramos de cintas hervidas.
  • ½ Taza de leche desnatada.
  • 1 Cucharada de aceite de oliva.
  • 40 Gramos de requesón.
  • Nuez moscada 10 gramos.
  • De harina 10 gramos.
  • 10 gramos de laurel.

Preparación:

Debes hervir las cintas con una hoja de laurel, mientras en otro recipiente puedes poner a calentar el aceite junto con la harina. También debes poner a calentar la taza de leche.

Una vez cumplidos estos pasos echar todo en un mismo recipiente y revolver hasta que se sienta espeso y sin grumos. Después agregar a la mezcla, las nueces, junto con el requesón y versar sobre los espárragos para ponerlos a gratinar.

Pimientos rellenos

Si te gustan los pimientos, con esta receta seguro los amarás más todavía.

Ingredientes para la receta:

  • 50 Gramos de cebolla.
  • ½ Taza de leche desnatada.
  • 4 Rodajas de pan de molde.
  • De pan sin sal 4 rodajas.
  • Una cucharada pequeña de ajo en polvo.
  • Pequeña cucharada de aceite de oliva.
  • 300 Gramos de pimientos.

Preparación:

Puedes comenzar rallando la cebolla y picando los pimientos. Debes poner a calentar el horno y mientras tanto en un recipiente revolver el pan de molde junto con el ajo en polvo y la nuez.

Una vez hecho esto le agregas la leche junto con el aceite y rellenas los pimientos con la mezcla. Después para terminar llevas los pimientos rellenos al horno y esperas hasta que se pongan doraditos.

Menús para una dieta de bajo contenido en sal

A continuación podrás observar los menús modelos, para que elabores un plan de alimentación.

Primer menú

Aquí la primera opción a realizar.

  1. Desayuno: Leche desnatada con cereales, junto con unas tortillas francesas con zanahoria. Esto con un jugo de naranja.
  2. Entre mañana: Un plátano sancochado.
  3. Comida: Pollo asado con papas sin sal, junto con una ensalada de verduras verdes y uno o 2 vasos de agua.
  4. Merienda: Un pedazo de fruta o yogur.
  5. Cena: Pescado a la plancha aderezado con especias, junto con zanahorias sancochadas y un vaso de agua.

Segundo menú

Una segunda opción para que varíes.

  1. Desayuno: Pan con mantequilla sin sal, acompañado de papas sancochadas y una mandarina.
  2. Media mañana: Yogur desnatado sin azúcar.
  3. Comida: Bacalao al ajoarriero, con una ensalada de lechuga y tomate y un vaso de agua.
  4. Merienda: Galletas sin sal y leche desnatada.
  5. Cena: Pollo al horno acompañado de champiñones y espárragos.

Recuerda que esta dieta sirve para regular y mejorar tu salud. Antes de realizarla, es bueno que consultes con tu especialista para ver los niveles correctos de sodio a consumir diariamente. Siempre lleva en la mente que la salud va por delante de tus gustos alimenticios.

Otras dietas que te pueden interesar