Saltar al contenido
IDietas

Dieta Para La Insuficiencia Renal

dieta para la insuficiencia renal
Dieta Para La Insuficiencia Renal
5 (100%) 1 vote

¿Quieres conocer una dieta para la insuficiencia renal? Te mostraremos toda la información que necesitas saber sobre esto. Te daremos ideas claras y sencillas de lo que puedes hacer para tratar esta enfermedad renal de forma natural y accesible para ti.

¿Qué es la insuficiencia renal

La insuficiencia renal es producida  en el momento en que los riñones pierden su capacidad natural de deshacerse de los desechos y no puede filtrar las toxinas en la sangre. Esta enfermedad renal es descrita como la disminución en el flujo plasmático renal, lo que colabora en que haya una alta presencia de creatinina en el suero.

Insuficiencia renal crónica

La insuficiencia renal crónica es una pérdida continua e irreversible, de 3 o más meses, de las funciones del riñón.  A raíz de esto, los riñones no pueden hacer su trabajo de eliminar los desechos tóxicos presentes en la orina y de concentrarla y dejar los electrolitos allí en la sangre.

Los síntomas de esta enfermedad renal no son específicos, pero pueden causar un malestar general, así como la pérdida del apetito.

Por lo general, esta es diagnosticada por el estudio realizado en las personas de las cuales se tiene conocimiento de padecer trastornos renales, como es el caso de los que sufren de diabetes o de tensión alta, o que tengan familiares con dichos problemas renales.

También es viable reconocerla cuando lleva a complicaciones muy conocidas como la anemia, la pericarditis o problemas cardiovasculares.

Dieta para insuficiencia renal

  • Los carbohidratos: Si no hay problema en el consumo, hágalo, sino cambie estos por calorías de proteínas como la de las frutas, los panes, los granos y las verduras. Ellos le aportan energía de igual forma que las vitaminas, los minerales o la fibra. Además puede consumir también postres como los pasteles, las galletas, o las tortas. Ponle límite solo a los que sean hechos de nueces, banana, productos lácteos o chocolate. Incluya también dulces duros, azúcar, miel o jalea.
  • Las grasas: Estas son una fuente natural de calorías, pero solo debes consumir las poliinsaturadas o las monoinsaturadas como el aceite de canola, el de cártamo o el de oliva. Estos aceites pueden proteger eficientemente la salud de su corazón.
  • Las proteínas: Antes de la diálisis es recomendable consumir una dieta que sea baja en proteínas. Sin embargo, después de que empiece será necesario que consuma proteínas en buena cantidad. Estos pueden ser la proteína de los huevos, carne de cerdo, pescados o pollo. Se recomienda consumir entre 225 a 280 gramos de proteínas al día.
  • El calcio y el fósforo: Estos minerales deben revisarse con frecuencia porque en los inicios de la IRC la cantidad de fósforo en la sangre pueden ser muy elevados. Ocasionando lo siguiente según sea el caso: El calcio bajo puede hacer que el cuerpo absorba el que está en los huesos lo que lo debilitaría y se fracturarían fácilmente. Producen también picazón en el cuerpo.

Limite el consumo de los alimentos ricos en fósforo como el yogurt, la leche o el queso. Aunque hay otros que pueden consumirse moderadamente como la  crema espesa, las capas de batidos sin lácteos, la mantequilla, el queso crema, la ricota, el brie, los sorbetes o la margarina blanda.

  • Los líquidos: En los comienzos de la enfermedad renal no necesitará bajar los líquidos que beba. No obstante, al ir empeorando el problema renal o se esté dializando, será importante que vigile los líquidos que consuma, porque estos se pueden acumular en el cuerpo y tendrá problemas para respirar lo que implicaría una atención de mayor urgencia.

Trate de no estar sediento todo el tiempo evitando los alimentos que sean salados. Haga cubos de hielo y consúmalo como si fuesen un helado, aunque es importante que lleve la cuenta para no excederse con esto. Trate de refrescarse de forma natural en los días calurosos.

  • La sal o el sodio: Limitar la cantidad de sal nos ayuda a que controlemos la tensión arterial alta, así como a evitar tener mucha sed. Asegúrese de que los alimentos sean bajos, libres o reducidos en sodio, o sin sal agregada. Use mejor las hierbas para condimentar en lugar de sal.
  • El potasio: Consuma frutas y verduras que no contengan potasio ya que se acumulan demasiado y puede causar problemas cardíacos. Entre los que puedes consumir están los melocotones, las manzanas, las peras, las bayas, las uvas, las mandarinas, la piña, la sandía.  Limita las naranjas, las uvas pasas, las ciruelas, las bananas o el melón dulce.
  • En el caso de las verduras puedes comer: Repollo, brócoli, pepino, apio, zanahorias, lechuga, berenjenas, judías, coliflor, pimentones, calabacín, calabaza amarilla, berros o cebollas. Limita el consumo de los tomates o la salsa de tomate, el aguacate, los espárragos, la ahuyama, la espinaca cocida o las papas que no son aptas para esta afección renal.

Como hemos visto, existen dietas para la insuficiencia renal disponibles para todos ya que pueden obtenerse fácilmente en los establecimientos comerciales. Síguelas y tendrás una mejor calidad de vida con lo que podrás tener una mayor posibilidad de superar esta enfermedad renal.

Así que, ¡no lo pienses más y haz una dieta para tus problemas renales!

Otras dietas que te pueden interesar