Saltar al contenido

Menú Semanal Para Dieta Líquida

No solo de agua se compone el menú semanal para dieta líquida ideal. Pese a su nombre, este régimen alimenticio arropa una gran variedad de alimentos que puedes introducir en tu ingesta cotidiana.

¿Quieres saber cuáles son estos alimentos líquidos? ¿Te gustaría llevar a cabo esta dieta y no sabes siquiera por dónde comenzar?

Indiscutible menú semanal para la dieta líquida

La dieta líquida, como su nombre lo indica, es una dieta que no contiene ningún tipo de alimento sólido. Es utilizada para tratar enfermedades gastrointestinales y también se utiliza para algunas cirugías particulares.

menu semanal dieta liquida

Hay varios tipos, como la dieta líquida hospitalaria, o la dieta de líquidos claros, entre varias otras, y las mismas tienen como fin depurar el cuerpo o prepararlo para algo específico.

Esta dieta es un tanto difícil de llevar y es de índole temporal. Ello, motivado al hecho de no proporcionar los nutrientes necesarios al organismo. Para que tengas una idea de cómo es, a continuación un ejemplo de un menú semanal:

Día 1

  • Desayuno: Una porción de gelatina baja en azúcar acompañada de un té caliente y jugo de manzana.
  • Media mañana: Otra porción de gelatina o un vaso de jugo de frutas de tu preferencia.
  • Almuerzo: Una taza de consomé acompañada de jugo de toronja y una taza de fruta helada. Puedes tomar también un poco de té de limón sin pulpa.
  • Merienda: Porción de gelatina o un vaso de jugo de frutas de tu preferencia
  • Cena: Una taza de consomé más un vaso de jugo de manzana y una taza de frutas heladas.

Día 2

  • Desayuno: Porción de gelatina baja en azúcar con un jugo de frutas de tu preferencia.
  • Media mañana: Taza e infusión mezclada con leche.
  • Almuerzo: Una taza de caldo de pollo más dos vasos de jugo de pomelo y una porción de gelatina baja en grasas.
  • Merienda: Yogurt líquido bajo en grasas.
  • Cena: Dos vasos de jugo de frutas y una taza de caldo de pollo con una porción de gelatina baja en grasas.

Día 3

  • Desayuno: Porción de gelatina baja en azúcar con un jugo de frutas de tu preferencia.
  • Media mañana: Yogurt líquido bajo en grasas.
  • Almuerzo: Ensalada de lechuga con tomate, champiñones y un poco de zanahoria rayada. A ello se le suma un rico vaso de jugo de frutas.
  • Merienda: Yogurt líquido bajo en grasas.
  • Cena: Puré de verduras cocidas tanto como puedas comer más un vaso de jugo de frutas.

Día 4

  • Desayuno: Té o infusión con leche más una porción de fruta.
  • Media mañana: Porción de gelatina o un vaso de jugo de frutas de tu preferencia.
  • Almuerzo: Plato de ensalada de brócoli con remolacha y arroz integral. Por supuesto, el respectivo vaso de jugo de frutas.
  • Cena: Batido de frutas mixtas más unas dos porciones de pizza vegetariana con queso bajo en grasas.

Para el día 5 de la dieta líquida, repetir cualquiera de los menús diarios vistos anteriormente.

Como ves, la dieta de líquidos generales es muy represiva y se encarga más que todo de depurar y mejorar la salud de manera rápida y efectiva. ¿Te animas a probar esta clase de dieta al menos una vez en tu vida?

Más información de la dieta líquida