Saltar al contenido
IDietas

Dieta De La Luna

Dieta de la luna
Dieta De La Luna
¿Nos Calificas?

Los astros, aunque no lo parezca, te ayudarán a adelgazar en esta ocasión con la infalible dieta de la luna. Simple, interesante y muy nutritiva resulta ser este régimen alimenticio que se alza para ti y que te ayudará enormemente.

¿Quieres perder peso sin pasar hambre y también que se haga de manera rápida y eficiente? Pues, si es así, necesitas saber en qué consiste esta dieta e implementarla cuanto antes.

¿Qué se entiende por dieta de la luna?

Consiste en un régimen de alimentación que toma al satélite natural de la tierra. Este mismo, sirve como guía para la ingesta de alimentos a considerar para así adelgazar rápidamente.

Ello, motivado por la creencia de la gran influencia que ejerce la luna sobre nuestros organismos. Así, si sabemos leer a este astro correctamente, puede llevarnos a un equilibrio excepcional en el cuerpo implementando un calendario lunar.

En términos sencillos, cuando se habla de dieta lunar se toma en cuenta los ciclos de la misma para ayunar. De esta forma, dependiendo de cómo y dónde esté el cometa mágico en un determinado día, deberemos comer mucho, poco o nada.

Ayuno en la dieta de la luna

El ayuno bien planeado es la base de la dieta lunar y es el que te permite adelgazar en cuestión de horas. De hecho, aunque no lo creas, puedes perder hasta 3 kilos en un solo día solo si la haces correctamente. Para esto, por supuesto, debes hacer el respectivo ayuno el cual suele durar un aproximado de 26 horas.

El ayuno de la dieta lunar no se trata de no consumir nada durante 26 horas. Más bien, se centra en disminuir drásticamente la ingesta de comida en este periodo de tiempo. Para esto, se pueden tomar diferentes tipos de ayuno:

  • El ayuno de las frutas, el cual consiste solo en consumir este alimento en combinaciones adecuadas, tomando en cuenta el próximo cambio de la luna. Este es el ayuno mucho menos recomendado debido al alto contenido de carbohidratos que tienen todas las frutas.
  • El ayuno de líquidos, en donde solamente podrás ingerir jugos, agua y líquidos mientras dure el ayuno. Este tipo de ayuno es el que suele surtir mejores efectos a largo plazo.
  • El ayuno completo, en el cual sólo puedes consumir agua cuando se tenga sed mientras pasa el tiempo de ayuno. Es el más extremo de los ayunos y por tanto, puede que sea el más contraproducente de los tres.

En vista de lo anteriormente listado, se debe decir que se ha de tener cierta precaución con la dieta lunar. La misma no es apta para todas las personas y debe hacerse de manera correcta para evitar efectos secundarios. Por tanto, si te parece interesante este régimen alimenticio, conoce cómo llevarlo a cabo justo a continuación.

Cómo hacer la dieta de la luna

Para realizarla se debe tener noción de cuando se llevará a cabo el cambio de fase lunar. Este mismo, se hace todos los meses en horas variadas y en momentos determinados según lo denoten los calendarios.

Siendo así, tendrás que verificar cuándo vendrá el cambio de fase a luna nueva del satélite de la tierra. A partir de este momento, es que deberás iniciar el ayuno de 26 horas, siendo este el ayuno que más te convenga.

Pasados las 26 horas de ayuno, podrás volver a tu dieta cotidiana y saludable. Esto, por supuesto, hasta que vuelva a venir otro cambio en las fases de la luna. Si comenzaste la dieta con la luna nueva, el cambio que sigue es la luna en cuarto creciente.

Aquí, deberás hacer un medio ayuno combinando algunos sólidos y líquidos durante 26 horas más. Puede escoger entre los siguientes tipos de ayunos:

  • Medio ayuno de sólo frutas, pudiendo consumirlas tanto en jugos como porciones enteras para cumplir con la dieta de la luna.
  • Medio ayuno de solo ensaladas, siendo necesaria una porción de ensaladas al medio día y otra en la noche.
  • Medio ayuno a base de yogurt y calabaza. Deberás consumir puré de calabaza como almuerzo y cena mientras que el yogurt será la merienda de la tarde.
  • Medio ayuno a base de gelatina baja en azúcares. Tendrás que consumirla, pues, en los horarios relacionados a las comidas del día.

Terminado el tiempo del medio ayuno, vuelve a tu ingesta de alimentos cotidiana y así hasta la nueva fase de la luna. En este caso, sería la fase de luna llena, siguiendo después con la fase de luna en cuarto menguante.

Ambas fases, deberán seguir las especificaciones señaladas de la dieta de la luna. Si se está en luna llena, hacer el mismo ayuno de la luna nueva, cosa que aplica si se está en cuarto menguante en donde se deberá hacer el medio ayuno del cuarto creciente.

Vale mencionar, que puede iniciarse en cualquier fase de la luna en particular. Solo tienes que asegurarte de que la fase comience exactamente en el momento en que empezarás el ayuno.

Beneficios de la dieta de la luna

Aunque esta dieta no cuente con un aval científico, realmente se pueden encontrar muchas ventajas. Entre estas ventajas o beneficios resaltan los que se listan a continuación:

  • Esta dieta funge como desintoxicante, lo cual significa que es capaz de limpiar tu cuerpo de toxinas. Todo esto, de la forma más orgánica y desprovista de efectos negativos para el organismo.
  • Hecha correctamente, funciona para adelgazar muy muy rápido, llegando a evitar el tan temido efecto rebote.
  • Al aumentar la ingesta de vegetales y alimentos saludables, logras extender tu buena salud por mucho más tiempo.
  • En base al punto anterior, se puede entender que la dieta es capaz de dotarte de mucha más energía por más tiempo. Ello significa que también mejorará tu estado de ánimo en cuestión de momentos.
  • Tu piel estará mucho más brillante y resistente, por lo cual reducirás drásticamente cualquier mal en esta área externa del cuerpo.
  • Podrás obtener tu peso ideal, lo cual puede ser ventajoso para las personas con sobrepeso. Ello significa que no es una dieta para adelgazar como tal, sino más bien una dieta para obtener tu peso ideal.

Alimentos permitidos y prohibidos en la dieta de la luna

Al ser una dieta basada en el ayuno, realmente hay que saber qué se puede comer. No obstante, se puede listar los alimentos que, bajo ningún concepto, debes ingerir al practicar la dieta lunar. Estos alimentos son:

  • Los caldos súper concentrados.
  • La sal.
  • Los jugos o zumos con pulpa concentrada o que contengan azúcar.
  • Los derivados de la leche, al menos de manera orgánica y no desnatada o sin lactosa.

Por su parte, también se puede listar los alimentos permitidos, los cuales son:

  • Las frutas frescas de cualquier tipo.
  • El agua.
  • Las verduras y los vegetales.
  • Los caldos de verduras y hortalizas.
  • Tés o infusiones.

Menú semanal para la dieta de la luna

Toma como ejemplo este menú semanal para la dieta de la luna si es que aún no sabes cómo seguirla correctamente. Este ejemplo, comienza con la primera fase de la luna (sea luna nueva o luna llena) y se extiende durante toda la semana:

Día uno (día de ayuno):

  • Desayuno: Taza pequeña de té y un vaso de jugo de frutas bajo en azúcar.
  • Almuerzo: Jugo de frutas como guayaba o pomelo sin pulpa y sumado a algún caldo de legumbres.
  • Cena: Una taza de caldo de verduras.

Día dos:

  • Desayuno: Una rebanada de pan integral acompañado de un huevo cocido y una taza de té.
  • Almuerzo: Guiso de lentejas con pimientos más zanahoria, ajo tomate y cebollas.
  • Cena: Pescado al horno acompañado de un rico puré de verduras.

Día tres:

  • Desayuno: Tostada de pan integral con jamón de pavo y el té de tu preferencia.
  • Almuerzo: Fideos con un poco de salsa de tomates verdes.
  • Cena: Una taza de arroz cocido con pescado a la plancha.

Día cuatro:

  • Desayuno: Una taza de café con leche baja en grasas más dos galletas integrales y un vaso de jugo.
  • Almuerzo: Ensalada de coliflor acompañada de pollo sin piel.
  • Cena: Puré de calabaza con merluza en medallones.

Día cinco:

  • Desayuno: Ensalada de frutas con dos vasos de agua.
  • Almuerzo: Sopa de verduras y pollo a la plancha.
  • Cena: Puré de verduras acompañado de pescado a la plancha.

Entre las comidas puedes incluir meriendas de barra de granola o una porción de frutos secos su así lo consideras.

Sigue este ejemplo y los resultados de la dieta de la luna serán más permanentes y más efectivos. Ten presente que la dieta lunar puede ser un tanto estricta y por consiguiente, se recomienda acudir ante un nutricionista para asesoramiento. También es recomendable que se tenga una dieta balanceada cotidianamente para que este régimen de ayunos rinda buenos resultados.

Queda de tu parte adelgazar en pocos días con una dieta que promete ser de mucha utilidad. Ten siempre presente que lo único que te separa de un cuerpo perfecto es tu determinación. ¿Qué esperas para probarla?

Otras dietas que te pueden interesar