Saltar al contenido
IDietas

Dieta Montignac

método montignac
Dieta Montignac
5 (100%) 1 vote

Para que un plan alimenticio tenga buenos resultados a largo plazo, es ideal comer por placer y con gusto. Con la combinación correcta de carbohidratos y grasa que te ofrece la dieta Montignac, se puede bajar de peso.

Libérate de las dietas restrictivas, con el método Montignac, podrás ingerir tus alimentos favoritos sin remordimiento y, a pesar de esto bajar de peso. Aprende más acerca de esta equilibrada manera de alimentarse, que incluso previene enfermedades crónicas.

Los índices glucémicos y la dieta Montignac

Esta dieta creada por el francés Michel Montignac, está enfocada a la pérdida de peso, la cual, se hizo muy popular en la década de los 90 especialmente en Europa.

Montignac se convierte en el primer nutricionista a nivel mundial que propone usar los índices glucémicos para el adelgazamiento. Concepto casi desconocido para la época. Este sistema parte de distinguir los alimentos de acuerdo a su índice glucémico.

Montignac ¿Dieta o método?

Montignac no es una dieta sino un método en el que transformas tu estilo de vida y lo adaptas a tus necesidades. Se trata de alimentarte perfecta y equilibradamente sin imponerte restricciones modificando tus antiguas costumbres alimentarias.

Tampoco significa que vas a comer menos, sino que vas a escoger mejor los alimentos más apropiados para ti. Este cambio va depender también del objetivo que quieras lograr:

  • Adelgazar de forma eficaz y prolongada.
  • Evitar el aumento de peso.
  • Reducir los factores de riesgo causantes de enfermedades cardiovasculares.
  • Prevenir el riesgo de padecer diabetes.

Reglas de la dieta Montignac

La dieta Montignac se basa en 2 reglas primordiales que marcan la pauta a seguir.

Regla 1

Modifica tus costumbres alimenticias, dirigiéndolas a poner en práctica una alimentación más sana que te permita alcanzar tus objetivos. Según lo que desees lograr deberás orientar tu plan de alimentación de alguna forma.

Montignac sostiene que no hay que concentrarse sólo en las calorías que consumes. Lo cual es un error nutricional de la cultura occidental.

Regla 2

Esta regla se fundamenta en la elección de los alimentos de acuerdo a su valor nutritivo y el potencial metabólico:

  • Los glúcidos se eligen particularmente entre los que poseen un índice glucémico muy bajo.
  • La elección de lípidos se hace según el tipo de ácido graso. Tendrán mayor privilegio los ácidos grasos poliinsaturados del tipo omega 3 u omega 6 como la grasa del pescado. Y los monoinsaturados como el aceite de oliva, el que se encuentra en el aguacate.
  • Los ácidos grasos saturados como la mantequilla, y las grasas de carnes rojas deben evitarse.
  • Elegirás las proteínas de acuerdo a su origen (animal o vegetal). También influirá si éstas son neutrales en el proceso metabólico, sin aumentar el peso. Además, tienen que complementar los otros alimentos.
  • La combinación de azúcares grasos estimula el aumento de peso. Está complemente prohibido mezclar los lípidos, con los hidratos de carbono. O las proteínas de origen animal, con alimentos ricos en almidón. Un ejemplo típico, son las papas fritas de carne o, hasta papas fritas solas, puesto que asocian carbohidratos con lípidos.
  • Se pueden consumir proteínas y grasas en la cantidad que desees, pero por separado, nunca juntos.

Funcionamiento del método Montignac

El método M (Montignac) no busca restringir los alimentos de forma cuantitativa sino de una forma equilibrada. Es más importante la calidad de los nutrientes que se consumen que la cantidad. En consecuencia, el valor nutricional es la base de este sistema.

Su rol primordial es elegir para cada grupo alimenticio los mejores, aquellos que sean los más saludables, con un alto valor nutritivo y con el menor aporte calórico para evitar el aumento de peso. Los aspectos a tomar en cuenta a la hora de cómo elegir los alimentos son:

  • Las cualidades tanto físicas como químicas.
  • La calidad nutricional.
  • Analizar cuáles son los alimentos que causan incremento de peso.
  • Evaluar cuáles son los que ayudan a reducir el riesgo de sufrir distintos tipos de enfermedades.

Al elegir y consumir los mejores alimentos tu salud empezará a mejorar. Debido a la disminución de posibilidades de padecer ciertas enfermedades, si te apegas al método Montignac.

Gracias al exhaustivo estudio y experimentación que se ha hecho por años, este plan de alimentación resulta infalible.

Fases del método Montignac

El método Montignac consta de dos fases en las que te garantiza que no pasarás hambre. Estas son:

  • Fase de reducción de peso: Esta fase debe realizarse en forma estricta y sólo podrás ingerir hidratos con bajo índice glucémico, menor a 35. Igualmente, proteínas de alta calidad y grasas que sean saludables.

El propósito de esta fase es estimular al mínimo la secreción de insulina. Para evitar el almacenamiento de grasas en el cuerpo, por medio de la lipogénesis.

En esta fase el objetivo es disminuir de peso hasta llegar al peso corporal ideal quemando los lípidos que existen en los depósitos. Tienes la oportunidad de comer hasta quedar satisfecho sin la necesidad de llevar un conteo de calorías consumidas.

Es importante que establezcas horas fijas para la comida sin saltarte ninguna.

Está terminantemente prohibida la ingesta de azúcar y sus derivados como, por ejemplo, las bebidas azucaradas. Si tienes altos niveles de colesterol, debes restringir el consumo de grasas saturadas como la mantequilla y carnes muy grasosas. Disminuye al máximo el consumo de licor.

  • Fase de estabilización del peso: Esta fase es menos restrictiva y consiste en ir incorporando variedades de alimentos y las posibilidades de combinaciones, pero moderadamente. No están permitidos los alimentos que tengan un índice glicémico mayor a 50.

Alimentos permitidos en la dieta Montignac

  • En este régimen alimenticio puedes consumir cualquier tipo de carne, siempre y cuando evites las carnes grasosas, puedes comer pescados.
  • Son permitidas las pastas y el arroz integral, sin combinarlos con grasa.
  • Puedes ingerir frutas, verduras, zanahorias crudas, son aceptados los huevos, quesos, leche, yogures desnatados que tengan un bajo índice glicémico.
  • Panes integrales nada más para los desayunos, legumbres, café descafeinado, té o infusiones y bebidas alcohólicas como el vino con mucha moderación.

Alimentos prohibidos dentro del método Montignac

Los alimentos que tienen un alto índice glucémico están totalmente prohibidos mientras prácticas el método Montignac:

  • Azúcar en general, denominada como un veneno dentro del plan Montignac.
  • Pan blanco, patatas fritas, maíz, zanahoria cocida, arroz blanco.
  • Calabazas, pasa, melón, miel, helados, aceite de palma, remolacha, bebidas alcohólicas.
  • Galletas, chocolate dulce, cucús, salsas, harinas refinadas, refrescos o bebidas azucaradas.
  • Cualquier fuente de grasas trans, pasteles, pizzas, almidones modificados, confiterías, cereales para los desayunos.
  • Maltodextrina, habas, mermeladas, plátanos.

Aspecto a tener en cuenta

El método Montignac puede resultar incómodo para los amantes de los postres y dulces. Debido a que el azúcar y sus derivados se suprimen por completo en la primera fase, igual que las frutas.

Existe un control bastante estricto del índice glucémico de los alimentos para el control de la insulina. Debes mantener el método toda la vida, lo cual no es fácil. Ya que constantemente debes pensar en el tipo de alimento que eliges y tener mucho conocimiento acerca de ellos.

Al suprimir los alimentos con alto índice glucémico se puede producir fatiga y falta de energía. Además, pudiera ocasionar incremento del colesterol y padecer gota. Si suspendes la dieta Montignac corres el riesgo de sufrir un enorme efecto rebote. Podrás alcanzar los kilos que tenías al comienzo o incluso podrías superarlos.

Consejos adicionales para complementar el método Montignac

Para luchar contra los excesos, se sugiere realizar 40 minutos de ejercicios continuos de forma habitual. Que contribuyan junto con el método a mantener el peso dentro del límite.

Así se tendrá un equilibrio del gasto calórico tomando en consideración el índice glucémico de los alimentos y las calorías. Cabe mencionar que hacer ejercicios no es imprescindible para reducir el peso con la dieta Montignac.

Menú ejemplo de un día con la dieta Montignac

Un día cualquiera llevando a cabo este régimen tendrás:

Desayuno: Kiwis, café descafeinado o té con leche descremada y avena.

Comida: De entrada, espinacas salteadas con jamón y ajo. Como segundo plato salmón a la plancha o parrilla, acompañado de una ensalada de lechuga con tomate. Como postre Yogurt o queso Brie.

Merienda: De preferencia frutas o cualquier alimento que este dentro de los permitidos.

Cena: Puedes elegir como primer plato un puré de verduras o una sopa de cebolla. Luego un pollo en salsa o una tortilla de hierbas y ensalada verde. Y de postre un pedazo de queso o yogurt desnatado sin azúcar, puede ser con fructosa mejor si es sacarina.

En fin, el método Montignac trae efectos positivos en las personas que padecen hipoglucemia. Al eliminar el consumo de azúcar y limitar algunos carbohidratos se inhibe la producción innecesaria de insulina. Y eso equilibra los niveles de azúcar en la sangre.

Hacer uso de los índices glucémicos en las personas que quieren bajar de peso y mejorar su condición física es una excelente medida para acabar con la obesidad.

Algo que motivará a seguir este método de adelgazamiento es que podrás mantener los resultados positivos a través del tiempo. Y aprenderás a comer correctamente.

Otras dietas que te pueden interesar