Saltar al contenido
IDietas

Dieta Para La Vesícula

dieta para la vesicula
Dieta Para La Vesícula
5 (100%) 1 vote

Tener una enfermedad vesicular puede ser muy peligroso, por eso deberías conocer y aprender a realizar una dieta para la vesícula pues esto puede ayudarte a mejorar de la manera más efectiva.

¿Qué alimentos están permitidos y cuáles no en la dieta para la vesícula?

  • Todas las frutas, a excepción del coco o el aguacate.
  • Todos los vegetales, en especial los que están cocidos, porque hace más fácil la digestión.
  • Todo tipo de granos integrales como el pan integral, la pasta y el arroz.
  • La leche descremada y sus derivados.
  • Carnes magras que estén cocidas o a la plancha como el pavo, el pescado o el pollo sin piel.
  • Toma mucho jugo de frutas naturales.

A continuación te describimos los tipos de alimentos no aptos en una dieta, en especial si hay dolor de vesícula:

  • La leche entera, así como el requesón y el yogurt.
  • Todo tipo de quesos amarillos como el parmesano.
  • La mantequilla y todo tipo de grasa animal.
  • Carnes grasosas como la de ganso, la de pato, las  salchichas o las costillas.
  • Las vísceras como las tripas, el corazón los riñones o el hígado.
  • Frutos secoscomo el  cacahuete, las almendras, las castañas, o las nueces.
  • Pescados grasosos como la sardina, el salmón o el atún.
  • Evita la mayonesa, la pasta de hojaldres, el caldo de carnes, las galletas, las  salsas listas y el
  • Evita todo tipo de bebidas alcohólicas.

¿Qué dieta se puede seguir si hay piedras en la vesícula?

Lo que puedes comer:

  • Ten una dieta que sea baja en grasas, pero no le deseches del todo porque esta es necesaria en tu cuerpo. Solo debes reducir al máximo las grasas que consumas a diario. Toma en cuenta los tipos de grasas que consumas y determina cuáles son aptas y cuáles no.
  • Come muchas verduras a diario, especialmente si tienes piedras en la vesícula. Para ello come papas, pepinos, alcachofas, remolachas, rábanos o tomates. Puedes hacer también jugos con estas verduras y tomarlas con frecuencia.
  • Igualmente es recomendable que comas frutas como los higos, la papaya, los melones, las manzanas, las uvas, etc… Se recomienda tomar bastante agua y hacer ejercicios diariamente.

Lo que no debes comer:

  • Todo tipo de carnes rojas así como la carne de cerdo, las grasas saturadas, las frituras, huevos, cebollas, picantes y todo lo que tenga gluten.
  • Evita todo tipo de gaseosas, jugos hechos de frutas ácidas, café y bebidas espirituosas. Así mismo, evita los colorantes, los alimentos que vengan con conservantes y los Tampoco fumes y no comas estando estresada, ni más de lo que necesites.

¿Qué es la colelitiasis?

La colelitiasis es una formación de cálculos producidas especialmente en la vesícula biliar. Son el aumento de materias sólidas, pequeñas como arenilla o grandes que pueden ocupar la vesícula entera.

Son formados en un 80% por cristales de colesterol y en un 20% por pigmentos negros basados en sales cálcicas de los pigmentos biliares, entre otros.

Síntomas principales de la colelitiasis

  • Hinchazón en el cuerpo y gases: Con la vesícula inflamada no se logra canalizar de forma adecuada la bilis, por ello puede pasar que las digestiones sean más pesadas y que sintamos cierta hinchazón y pesadez en nuestro cuerpo. Así mismo, es muy habitual tener gases y eructos muy seguidos. Si ves que tienes más de 10 días con esa hinchazón y pesadez debes recurrir al médico para que él proceda a recomendarte algún tratamiento específico para ello.
  • Mareos y náuseas: Si después de haber pasado más de 2 horas de haber almorzado o cenado sientes mucha debilidad o tienes mareos o náuseas, siéntate. Ahora toca tu abdomen y nota si está duro o eructas fácilmente, esto puede ser un indicativo de colelitiasis. Se recomienda controlarlo con la dieta o tratamiento adecuados.
  • Dolores específicos en la espalda, el abdomen y el brazo derecho: Estos son los principales indicativos de tener la vesícula inflamada. La vesícula está situada a la derecha del abdomen y al lado del hígado, por eso es común que sientas dolor en esa zona.
  • La orina y las heces: Observa el tono de la orina ya que así puedes ver si sufres de eso o no. Si es blanca es indicativo de tener la vesícula inflamada. También si las heces son de color gris o un tanto sueltas, puede deberse a un nivel bajo de bilis. Es muy común en este caso tener diarreas con mucha frecuencia.
  • El mal aliento y la fiebre: Si presentas un sabor extraño o malestar en tu boca durante más de 10 días debes consultar a tu médico sobre todo si también has presentado fiebre en las mañanas o al finalizar la tarde.
  • La ictericia: Si tu piel ha adquirido un tono algo amarillento o también tus ojos están así, debes ir al médico. Esto se debe a que los cálculos biliares están bloqueando el conducto biliar y hace que la bilis se regrese nuevamente al hígado y luego pasen al torrente sanguíneo.

Como hemos analizado en este artículo, la dieta para la vesícula está disponible para todas las personas que padezcan de esta enfermedad. Siguiendo estas recomendaciones lograrás tener una mejor calidad de vida y de controlar o evitar tener problemas de esta índole.

Así que, ¡no lo pienses más y haz una de estas dietas y vive tranquila!

Otras dietas que te pueden interesar