Saltar al contenido
IDietas

Dieta De La Zona

dieta de la zona
Dieta De La Zona
5 (100%) 1 vote

Una de las excelentes propuestas del mundo fitness para bajar de peso adecuadamente y cuidar la imagen corporal es la dieta zona. Celebridades del mundo artístico como Jennifer Aniston o Demi Moore la han usado para mantenerse en forma.

Conoce los factores que la convierten en el plan de adelgazamiento admirados por todos y aprende una nueva manera de balancear los alimentos.

¿Qué es la dieta de la zona?

Los seguidores de este maravilloso plan alimenticio lo describen, no como una dieta, sino como un novedoso sistema de nutrición. Fue diseñado por el Dr. Barry Sears y toma en cuenta todos los factores para mantenerse saludable y delgado.

Su eficacia radica en la combinación de grasas, proteínas e hidratos de carbono para perfeccionar la respuesta hormonal del organismo. Esta se mide durante las primeras 5 horas después de la ingesta, controlando además, los niveles de inflamación.

La característica principal de la dieta de la zona es medir la influencia de los alimentos. Por lo tanto,  puedes olvidar el conteo de calorías. De esta manera, puedes alcanzar un estado metabólico perfecto y lograr “estar en la zona”, donde mente y cuerpo trabajan en armonía.

Para lograr esto, el mecanismo que emplea es, aprender a comer en bloques distribuidos en 5 comidas diarias.

¿En qué consiste la dieta de la zona?

La dieta de la zona consiste, básicamente, en combinar carbohidratos, proteínas y grasas en una proporción 40-30-30 respectivamente. Esta dieta explica que el exceso de insulina que controla los niveles de azúcar en sangre estimula el aumento de peso.

Por lo tanto, si los niveles de azúcar se controlan, la insulina se encontrará en la zona, se activa la quema de grasa y por ende la pérdida de peso.

El equilibrio hormonal que se logra con este sistema de alimentación no solo estimula la pérdida de peso, sino que favorece diversos aspectos de la salud. Incluso, es un régimen recomendado por expertos para los pacientes que padecen diabetes.

Cómo hacer una dieta de la zona

Existen dos métodos para iniciar la dieta de la zona: Visualmente o por bloques. Sin embargo, para familiarizarte con las porciones se recomienda utilizar el sistema de los bloques y así obtener los mejores resultados.

Las medidas de los bloques se encuentran distribuidas de la siguiente manera:

  • 1 Bloque de carbohidratos está formado por 9 gramos.
  • 1 Bloque de grasa por 1,5 gramos.
  • 1 Bloque proteínas: 7 gramos.

Para saber la cantidad de bloques que necesitas ingerir durante el día, es preciso que calcules los requerimientos básicos. Para ello, puedes usar una calculadora de bloques, solicitarlas a tu médico de confianza o medir la masa corporal con una cinta métrica.

Conociendo los aspectos de tu cuerpo, podrás elegir los alimentos idóneos para estar en la zona.

Dieta de la zona en mujeres

La dieta puede variar ligeramente tanto para hombres como para mujeres por los requerimientos de cada sexo. Por ejemplo, para una mujer con actividad física ligera, puede consumir hasta 11 bloques al día.

Menú zona para mujeres

  • Desayuno: 3 Bloques. Estos puede ser: Queso fresco, una rebanada de pan integral y media cucharadita de margarina sin sal.
  • Primera merienda: 1 Bloque. Pueden ser media manzana, galletas o una rebanada de jamón.
  • Almuerzo: 3 Bloques. A esta hora puedes ingerir 130 gr de carne de ave, cordero o res, ensalada con maní o un puñado de nueces.
  • Segunda merienda: 1 Bloque. Puedes consumir media manzana o un yogurt desnatado.
  • Cena: 3 Bloques. Para ello puedes consumir una rebanada de atún, una taza de ensalada aderezada con un toque de aceite de oliva.

Lo idóneo es pasar de una comida a otra sin sufrir hambre, de esta manera podrás conseguir el equilibrio alimenticio. Uno de los resultados inmediatos es la concentración mental y la pérdida del líquido retenido. También, se empieza a reducir la ansiedad por consumir dulces y pasteles.

Dieta de la zona en hombres

En los hombres se puede incrementar el consumo a 14 o 15 bloques durante el día. De igual manera, estos deben ser repartidos durante el día en 3 comidas principales y dos meriendas.

Menú zona para hombres

  • Desayuno: 4 Bloques. Para satisfacer este requerimiento se puede consumir 2 rebanadas de pan integral, un vaso de leche descremada, jamón y una fruta.
  • Merienda: 1 bloque. Este puede estar integrado por un yogurt o una porción de galletas.
  • Almuerzo: 4 Bloques. En este momento puedes consumir 150 gramos de proteínas como pollo o pescado. Compleméntalo con 2 tazas de ensalada o coliflor aderezado con aceite de oliva y una fruta entera.
  • Merienda: 1 Bloque. Galletas o yogurt.
  • Cena: 4 Bloques. Puedes culminar el día con 130 gr de pollo sin piel y una ensalada de tomate, pimiento verde, lechuga y aderezo de vinagre con aceite de olivas. Disfruta de una fruta como postre.

Para lograr resultados óptimos es imprescindible consumir lo estrictamente establecido, ya que de lo contrario no se logra el equilibrio en la producción hormonal. Por ejemplo, si se pasa mucho tiempo sin comer se aumentan los niveles de azúcar y como consecuencia la insulina.

Recomendaciones para llevar la dieta de la zona correctamente

A través de una dieta balanceada se busca mantener niveles óptimos de salud que provoca el equilibrio hormonal, mental y físico. No obstante, si no sabes cómo elaborar la dieta de la zona, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

Divide el plato en tres secciones iguales

En la primera sección coloca la proteína, entre ellas puedes elegir pollo, pescado, carne, conejo y pavo. También, yogurt o quesos sin grasa. Para quienes llevan un estilo de vida vegetariano pueden optar por: Tofu, soja y garbanzos,  entre otros. Una porción adecuada puede ser del tamaño de la palma de la mano.

Vegetales y carbohidratos

Otra de las partes del plato que debes rellenar para completar los bloques son los vegetales y/o carbohidratos. En estas secciones puedes colocar ensaladas y una porción de arroz integral. En casos de no consumir arroz, opta por un pedazo de fruta permitida.

Añade la grasa

Por último, añade una cucharadita de aceite para aderezar la ensalada. También, puedes optar por aguacate, especias o frutos secos para complementar una nutrición balanceada.

Otras recomendaciones

  • Come al menos 5 veces al día. De lo contrario, puedes sufrir altas en el azúcar, aparecerá la insulina y arruinará el equilibrio hormonal.
  • Elige carbohidratos de bajo índice glicémico para que sean absorbidos lentamente y se prolongue el efecto de saciedad.
  • Realiza una lista de compra con los alimentos que necesitarás y elimina los que pueden obstaculizar tu progreso.
  • Lleva a cabo actividades físicas que estimulen la pérdida de peso. No debe ser una rutina diaria en el gimnasio, con una caminata de 150 minutos semanales bastará.
  • Toma mucha agua y consume grasas ricas en omega 3, 6 y 9.

Recuerda que esta dieta debe convertirse en un estilo de vida para lograr mantenerse con el paso del tiempo. Por ello, esfuérzate por realizarla de forma variada e incluye los nutrientes indispensables para el mantenimiento físico.

Beneficios de hacer la dieta de la zona

Cada cuerpo es diferente y reacciona de formas variadas a los hábitos que se le impongan. No obstante, los expertos aseguran que con la dieta de la zona se puede reducir hasta 5 kg en las primeras dos semanas del plan. Otros beneficios de su implementación como estilo de vida saludable pueden ser:

  • Permite obtener conocimientos sobre la composición de los alimentos para aprender a comer. Esto te ayudará a crear conciencia de lo importante que pueden ser para tu alimentación. Puede ser usado por toda la familia, con ligeras variaciones.
  • Promueve el consumo de grasas saludables que ayuda a fortalecer la salud cardiovascular.
  • Elimina los carbohidratos refinados ayudando a mantener los niveles de insulina estables. También, reduce la inflamación causada por el excesivo consumo de harinas y azúcares refinadas.
  • Es una dieta flexible que mantiene todos los grupos de alimentos y enseña a consumirlos de forma variada para no caer en la monotonía.
  • Estimula la realización de actividad física para evitar el sedentarismo. Además, fomenta el consumo de agua para mantener la hidratación.
  • Previene la aparición de enfermedades crónicas ya que optimiza el funcionamiento del sistema inmunológico. Además, fortalece y mejora la salud de la piel, uñas y cabello.

En fin, las ventajas radican en el nivel de saciedad que este régimen alimenticio suministra a quien lo ejecuta. Además, la inclusión de alimentos de todos los grupos la hacen diferente de otros planes, convirtiéndolo en exitoso. Educa a los individuos a llevar un estilo de alimentación sano, con beneficios para toda la vida.

En resumen, la dieta zona se caracteriza por promover el consumo de 40% de carbohidratos, 30% de proteínas y 30% de grasas. Estas, distribuidas durante el día ayudan a lograr el equilibrio hormonal que promueve la salud integral y la pérdida de peso.

La experiencia indica lo exitoso que puede ser, de allí que sea usada por deportistas y celebridades. ¿Te animas?

Otras dietas que te pueden interesar